sábado, 17 noviembre 2018
19:37
, última actualización
Local

Condenado a seis años por apuñalar con un destornillador a un joven al que dejó tetrapléjico

el 06 jun 2012 / 13:16 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a seis años de  cárcel a un joven de 21 años por apuñalar con un destornillador de 15  centímetros de longitud en el cuello a otro joven que, a consecuencia  de la agresión, quedó tetrapléjico y postrado en una silla de ruedas  "de modo irreversible" y con un grado de discapacidad del 93 por  ciento.  

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la  Sección Primera de la Audiencia Provincial relata que los hechos  tuvieron lugar el 27 de marzo de 2011 en Morón de la Frontera, cuando  el acusado, A.G.C., se fue a buscar su vehículo acompañado por varios  amigos después de estar en un 'botellón' y en una discoteca.

En el camino hacia su vehículo, junto a una pizzería, la víctima  "atacó" a un amigo menor de edad del imputado y éste, entonces, se  enzarzó en una pelea con la víctima durante la que sacó un  destornillador que llevaba en el bolsillo y se lo clavó en el cuello,  a la altura del lóbulo de la oreja izquierda, lugar que atravesó  hasta introducirse en la zona cervical.  

Tras ello, la víctima cayó al suelo, de donde no podía levantarse  por sus propios medios . Así, no recibió el alta médica hasta el  pasado 27 de enero, aunque ha de continuar tratamiento rehabilitador,  ya que ha sufrido una tetraplesia grave con depresión y perjuicio  estético y su situación es la de gran invalidez, ya que no puede  valerse por sí mismo y precisa de la ayuda de terceras personas.

LA PELEA, "PROVOCADA" POR LA VICTIMA

Según la Audiencia, el acusado "no tiene la intención de acabar  con la vida" del joven "en el calor de la lucha cuerpo a cuerpo que  ambos" mantuvieron, ya que la víctima presentaba un único pinchazo y,  sin embargo, el acusado podría haberle propinado más de uno si  hubiera querido matarle, aprovechando para ello que "estaba inerme y  caído en el suelo, de donde no podía levantarse".  

Además, la Audiencia entiende que el enfrentamiento, "con toda  probabilidad", fue provocado por la víctima "con su actitud agresiva"  hacia el grupo del procesado, "con insultos y expresiones  despectivas", por lo que el condenado "ni quiere ni busca la pelea,  en la que se ve involucrado una vez que su amigo menor de edad ha  sido atacado por el otro".  

"En estas condiciones, nada permite suponer un propósito de matar,  de acabar con la vida del otro", aunque "sí se aprecia el propósito  de golpear, de herir, de vencer a su anagonista", agrega la Audiencia  Provincial, que descarta así un posible delito de homicidio en grado  de tentativa y enmarca los hechos en un delito de lesiones, "teniendo  en cuenta el gravísimo resultado" de la acción, "que acaba con una  persona postrada en una silla de ruedas, en principio de modo  irreversible".  

Por todo ello, la Audiencia condena a seis años de cárcel al  acusado por un delito de lesiones con la atenuante parcial de  reparación del daño, ya que el acusado consignó antes del juicio  12.000 euros a favor del joven, rechazando aplicar la atenuante de  embriaguez o drogadicción, pues "no se ha probado que el acusado se  encontrara en ninguno de estos dos patológicos estados", sino que  "estaba sobrio".  

  • 1