martes, 19 marzo 2019
18:01
, última actualización
Local

Condenado por prostituir a travestis brasileños en Sevilla

El acusado organizaba el traslado de los hombres y luego mantenía en un piso dedicado a la prostitución hasta que saldaban la deuda contraída para pagar el viaje.

el 21 abr 2010 / 11:37 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha condenado a dos años y medio de cárcel a un brasileño acusado de prostituir a travestis de su misma nacionalidad en España, a los que organizaba el traslado y luego mantenía en un piso dedicado a la prostitución hasta que saldaban la deuda contraída para pagar el viaje.

La sentencia a la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, explica que el acusado, J.C.C., en compañía de su compañero sentimental ya fallecido, captaba travestis en Brasil y realizaba las gestiones necesarias para facilitar su llegada a España. Para ello, les daba las instrucciones necesarias, facilitándoles el billete de viaje y enviándoles dinero y cartas de invitación.

Una vez en España, los ocupaba con fines de explotación sexual en el piso que tenía en la calle Júpiter de Sevilla, donde los travestis debían trabajar para él hasta que saldaran la deuda contraída para el pago de pasajes y bolsa de viaje, que era el dinero necesario para poder entrar en el espacio Schengen de la Unión Europea.

Los travestis ejercían la prostitución y el procesado recibía un porcentaje de las ganancias generadas, precisa la sentencia, que fue alcanzada de conformidad por el acusado.

El 10 de diciembre de 2007, un auto judicial de entrada y registro en el domicilio de la calle Júpiter localizó a cuatro travestis que, según sus declaraciones, habían viajado a España con un billete facilitado por el acusado y aquí tenían que dedicarse a mantener relaciones sexuales con diferentes clientes y abonar la mitad del importe que obtenían.

Los jueces condenan al acusado por un delito contra los derechos de los trabajadores pues con su actividad se beneficiaba y "se liberaba de parte de los costes salariales y de Seguridad Social que deberían prestarse en el caso de un contrato en condiciones normales".

Al tratarse de un extranjero no residente legalmente en España, la sentencia sustituye la pena de prisión por la expulsión del territorio nacional, con la que mostró su conformidad expresa el procesado, y la prohibición de regresar por el plazo de 10 años.

  • 1