Local

Condenado por secuestrar a una pareja y cortarle los dedos

La Audiencia Provincial ha condenado a seis años y medio de cárcel a un joven lituano que, ayudado por otras personas, secuestró a un matrimonio español para conseguir dinero,  y llegó a abrir cortes con tenazas en los dedos del marido.

el 04 ene 2010 / 16:55 h.

TAGS:

El acusado M.D., de 26 años, con ayuda de otras personas que no han sido identificadas, llegó el 20 de junio de 2007 a una vivienda de Mairena del Alcor y, aprovechando que el matrimonio salió alertado por el ruido, introdujo a la pareja a la fuerza en una furgoneta, según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe.

Los secuestradores ataron a las víctimas con cinta adhesiva, les taparon los ojos y les trasladaron a una casa situada en un lugar desconocido, donde les preguntaron por una bolsa de basura donde guardaban dinero.

Con objeto de amedrentarles, los secuestradores mostraron a la pareja unas tenazas con las que dijeron que iban a cortarles los dedos de los pies, les amenazaron con "romperles las piernas" y con matarles a ellos mismos y a toda su familia.

En este proceso, el hombre llegó a sufrir heridas superficiales en dedos del pie izquierdo, además de contusiones en la frente, golpes en la mandíbula y una fisura en un dedo de la mano, precisa la sentencia.

Entonces el hombre secuestrado se dirigió con los individuos no identificados a su propio domicilio, dejando a su mujer "encerrada como garantía de la entrega del dinero", y les dio 15.000 euros, tras lo cual los secuestradores le introdujeron de nuevo en la furgoneta y lo abandonaron en las proximidades de Alcalá de Guadaíra.

La mujer, por su parte, fue liberada posteriormente en un lateral de la autovía Sevilla-Utrera.

Los jueces de la Sección Primera imponen al ciudadano lituano seis años de cárcel por un delito de secuestro y afirman que en realidad deberían condenarle por dos, por lo que lamentan no poder hacerlo porque el fiscal, única parte acusadora, englobó los hechos como un solo delito y no dos.

Además, le imponen otros seis meses cárcel por un delito de lesiones al secuestrador, cuya víctima recibió tratamiento médico con una férula en un dedo y tardó diez días en sanar de las heridas que le provocaron sus captores con las tenazas.

El acusado deberá indemnizar al secuestrado en 520 euros por estas lesiones, a su esposa en el valor de un móvil, unas gafas y una cartera que le sustrajeron y a ambos en los 15.000 euros que consiguieron los secuestradores.

El joven lituano, domiciliado habitualmente en Málaga, permaneció en paradero desconocido hasta que fue detenido el 12 de noviembre de 2008, y desde entonces se encuentra en prisión provisional, según recuerda la sentencia.

  • 1