Local

Condenado un estafador detenido cuando presentaba una denuncia

La Audiencia de Sevilla ha impuesto tres años y medio de cárcel a un hombre que compró cuatro vehículos y dos ordenadores con cheques sin fondos.

el 21 feb 2010 / 16:55 h.

TAGS:

La sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, explica que una de las estafas cometidas por J.A.M.C. consistió en hacerse pasar por el dueño de una furgoneta y venderla a un desguace, con lo que consiguió que le entregaron 400 euros a cuenta.

Tras entrevistarse con el dueño de la furgoneta, que no accedió a la venta, el acusado utilizó una fotocopia del historial de antecedentes del vehículo para hacerse pasar por su propietario y contratar una grúa que trasladó la furgoneta desde el Centro de Transportes de Sevilla hasta el desguace, y cuyo importe de 200 euros pagó con un cheque "tan carente de fondos como los restantes", según los jueces.

El acusado, de 27 años, compró el 15 de noviembre de 2007 un coche Volvo a su propietario y le entregó  un cheque de 4.400 euros contra una cuenta carente de fondos.

El vendedor denunció la operación y su vehículo fue recuperado sin daño alguno el 12 de diciembre, cuando el acusado acudió a bordo del mismo a interponer una denuncia, según explica la sentencia.

Entre las cinco estafas por las que ha sido condenado figura la compra de dos ordenadores portátiles por importe total de 1.868 euros, para lo que el acusado entregó un cheque sin fondos y, en este caso, el material no ha sido recuperado.

Las restantes compras fueron un camión Pegaso valorado en 4.000 euros, que el acusado compró a un vecino de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) haciéndose pasar por un tío suyo fallecido, y otro de modelo Ford Transit valorado en 7.200 euros, ambos pagados con cheques sin fondos.

En este segundo caso, el dueño recuperó su vehículo gracias a las gestiones del padre del acusado, por lo que solo reclamó en el juicio los 290 euros que le costó la devolución del cheque.

El acusado, que ha recurrido la condena ante el Tribunal Supremo, alegó haber actuado debido a la necesidad de sufragar su consumo excesivo de cocaína, pero la sentencia no le aplica tal atenuante porque "no cuenta con el menor dato externo que pueda corrroborarla objetivamente".

 

  • 1