Local

Condenado un guardia civil por robar etilómetros en Utrera

Un agente de la Guardia Civil de Utrera ha sido condenado a dos meses de prisión por un delito de malversación de caudales públicos, tras robar un radioteléfono portátil y dos etilómetros, valorados en 1.159 euros, de su centro de trabajo. No obstante, dicha condena ha sido sustituida por una multa de 280 euros.

el 16 sep 2009 / 04:33 h.

TAGS:

Un agente de la Guardia Civil de Utrera ha sido condenado a dos meses de prisión por un delito de malversación de caudales públicos, tras robar un radioteléfono portátil y dos etilómetros, valorados en 1.159 euros, de su centro de trabajo. No obstante, dicha condena ha sido sustituida por una multa de 280 euros.

La sentencia de la Audiencia de Sevilla, a la que ha tenido acceso Efe, explica que el acusado M.A.G., de 57 años, cuando finalizó su jornada de trabajo el pasado 17 de abril de 2005, se trasladó hasta las instalaciones en las que se encuentran los etilómetros digitales que la Benemérita emplea para realizar las pruebas de alcoholemia a los ciudadanos. Allí se apoderó de dos de ellos y se dirigió hasta su taquilla, donde ocultó los aparatos entre un pantalón y un jersey.

Con ellos escondidos entre la ropa, se dirigió a la zona del garaje de que dispone el edificio, donde se apoderó de un radioteléfono portátil que se encontraba en el interior de un vehículo oficial de la Guardia Civil.

A continuación, el individuo se encaminó a su propio vehículo con idea de abandonar el cuartel, pero fue sorprendido por el jefe del destacamento, quien le requirió en diversas ocasiones la devolución del material sustraído, algo que -según dice el fallo- realizó de forma escalonada. La sentencia precisa, de igual modo, que el material robado por un valor total de 1.159,23 euros no sufrió ningún tipo de daño.

Al final ha sido condenado por un delito de malversación de caudales públicos, en una sentencia acatada por el acusado, que reconoció los hechos, por lo que el juicio no se llegó a convocar ante un jurado popular. El juez del caso ha sustituido la condena de dos meses de cárcel por una multa de cuatro meses y 20 días con una cuota diaria de dos euros, lo que equivale a 280 euros y la suspensión de empleo y sueldo durante tres meses.

El procesado también deberá pagar todas las costas del juicio, incluidas las de la acusación particular que ejerció la abogacía del Estado en nombre de la dirección general de la Guardia Civil.

  • 1