Local

Condenado un peatón a pagar más de 13.000 euros por causar el vuelco de una moto

Deberá pagar 12.898 euros por un accidente en el que un motorista se cayó de su vehículo al intentar evitar su atropello cuando irrumpió de forma sorpresiva en la calzada por un sitio "expresamente prohibido".

el 08 dic 2010 / 11:22 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha condenado a un peatón a pagar 12.898 euros, más otros 314 de costas, por un accidente en el que un motorista se cayó de su vehículo al intentar evitar su atropello cuando irrumpió de forma sorpresiva en la calzada por un sitio "expresamente prohibido".

La Audiencia, en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, dice que en el accidente "no está acreditada ni la velocidad inadecuada ni ninguna otra circunstancia en la conducción de la motocicleta que fuera causante de su caída", sino que "se debió única y exclusivamente a la irrupción sorpresiva y antirreglamentaria del peatón en la calzada".

Por ello, rechaza el recurso del demandado y asegura que su irrupción en la calzada fue la causa "directa y eficaz" del atropello.

El motorista "circulaba con la tranquilidad de hacerlo con la señal semafórica que se lo permitía y fue el intento de evitar el atropello lo que produjo su caída", según la sentencia.

Añade que no se ha demostrado "que la conducta del conductor de la motocicleta incrementase el riesgo y las consecuencias dañosas que, a la postre, se produjeron".

También rechaza la Audiencia la parte de su recurso contra los días de incapacidad laboral reconocidos al motorista, pues se basaron en un informe médico y la dificultad "se ve incrementada cuando son padecimientos psíquicos los que producen la incapacidad".

Por tanto, la Sección Octava de la Audiencia confirma la sentencia previa dictada por un de un juzgado de primera instancia por el accidente registrado en 2008 en una calle de Sevilla y añade a los 12.898 euros a que fue condenado el peatón otros 314 euros de las costas en primera instancia.

Los jueces consideran demostrados los daños en la motocicleta por el atestado policial y por el presupuesto presentado por su dueño, con independencia de que el arreglo se haya llevado a cabo o no, porque si se opta por no reparar el vehículo "sin duda produce un menoscabo en su valor similar al del precio de la reparación".

  • 1