Local

Condenados a 8 años dos etarras del 'comando Vizcaya' por planear atentar en Getxo

La Audiencia Nacional ha mandado a prisión a Arkaitz Goikoetxea y a Aitor Cotano y ha absuelto a Íñigo Gutiérrez, juzgado en el mismo proceso.

el 17 nov 2011 / 18:34 h.

TAGS:

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional  ha condenado a ocho años de prisión al lider del 'comando Vizcaya' de  ETA Arkaitz Goikoetxea por organizar un intento de atentado con  explosivos contra el Club Marítimo de Guetxo previsto para el 31 de  enero de 2008.

El tribunal presidido por el juez Alfonso Guevara considera a  Goikoetxea y a otro miembro de la banda terrorista, Aitor Cotano,  culpables de la comisión de un delito de estragos terroristas en  grado de tentativa, aunque les absuelve de colocación de artefacto  explosivo.

En la sentencia, hecha pública este jueves, queda absuelto de  todos los delitos que se le imputaban un tercer acusado, Iñigo  Gutierrez Carrillo, al existir, en su caso, "declaraciones  contradictorias" de los otros acusados respecto a su participación en  los hechos.   

El tribunal considera probado que Cotano transportó por orden de  Goikoetxea casi 400 kilos de explosivos ocultos en una furgoneta en  la que se desplazó desde Francia.

Una vez en territorio español el comando preparó --en un piso  alquilado en Ezkaray (La Rioja)-- un artefacto oculto en un bidón de  cerveza, empleando parte de este explosivo y con intención de atentar  contra el club marítimo.  

La bomba fue escondida en las cercanías de un caserío dos días  antes de la fecha prevista para el atentado y descubierta de forma  fortuita por un vecino de la zona que alertó a la Policia Local de  Guetxo. La Ertzaintza se ocupó de su desactivación.

La resolución descarta las denuncias de malos tratos realizadas  por los condenados en el transcurso de la vista oral y asegura que no  existe ningun dato "minímamente acreditativo" de que se produjeran.  Confiere de esta forma absoluta credibilidad a las declaraciones  inculpatorias pronunciadas por todos ellos durante la fase de  detención policial.  

Goikoetxea, miembro liberado de ETA, constituyó, junto a Jurdan  Martitegui Lizaso y bajo las órdenes de 'Txeroki', el grupo  'Askatasuna Haizea' para la comisión de atentados en España, la  introducción y almacenamiento de explosivos, captación de miembros  legales, elaboración de informaciones sobre posibles objetos de  atentados y el estudio de infraestructuras en Portugal para los  miembros del comando.

A este grupo pertenecían también Cotano y Gutiérrez que se  encargaban de ofrecer cobertura logística, hospedaje y ayudaban al  transporte de explosivos y material desde Francia hasta España para  su posterior utilización en los atentados.

Los tres miembros del comando poseían estos escondites para  intercambiar información en una zona de Urquiola (Vizcaya), en  Algorta-Getxo, y en la localidad vizcaína de Berango. La señal  utilizada para avisar que se había producido un mensaje era una cinta  roja adherida en una señal de tráfico próxima.

LOS TRES ZULOS

Asimismo, el comando disponía de material explosivo en un piso de  Ezkaray (La Rioja) y en varios zulos. El mayor de ellos se ubicaba en  las proximidades de Manzanares de Rioja y escondía gran cantidad de  material explosivo de distintos puntos, detonadores, placas falsas de  matrículas francesas y portuguesas, así como jeringuillas para  inyectar, herramientas y otros efectos necesarios para la  manipulación o montaje de artefactos explosivos y abundantes ampollas  de tranquilizantes para utilizar en secuestros de personas y,  concretamente, en el del concejal de Eibar.

Otro de los zulos, propiedad de Asier Borrego, estaba situado en  Valgañón (La Rioja), junto a la Ermita de las Tres Fuentes. Fue  encontrado gracias a la documentación hallada en el registro del  coche de Asier Borrero, otro de los integrantes del comando.  

El último de los escondites del comando fue hallado en la parte  trasera del polideportivo de Madura. En él se encontraron explosivos,  un temporizador, un cordón detonante y diferentes útiles para la  elaboración de artefactos.

Asimismo, en la vivienda de Aitor Cotano se halló una cinta en la  que Goikoetxea le pide un mayor compromiso en la lucha y le conmina a  la captación de otras personas antes de pasar a la clandestinidad,  marcándose una cita en Francia y adjuntándole los planos necesarios  para acudir a ella e indicándole lo que tienen que llevar al huir.

  • 1