Local

Condenados a un año los tres sindicalistas que ocuparon las vías del AVE y agredieron a dos agentes

el 25 nov 2011 / 14:43 h.

TAGS:

El Juzgado de lo Penal número 8 de Sevilla ha condenado a un año  de cárcel y al pago de una multa de 180 euros a los tres afiliados  del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) acusados de ocupar en el  año 2009 las vías del AVE en la Estación de Santa Justa de la capital  hispalense y agredir a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que  pretendían desalojarlos, hechos por los que la Fiscalía pedía dos  años de prisión para cada uno de ellos.   

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, condena a  Manuel O.M., David M.R. y Francisco M.S. a un año de prisión por un  delito de atentado a los agentes de la autoridad y al pago de una  multa de 180 euros por una falta de lesiones, así como al abono de  las costas. Los dos primeros, además, deberán indemnizar  solidariamente con 200 euros a un policía por las lesiones sufridas,  mientras que el otro acusado indemnizará con 300 euros a un segundo  policía.

La juez considera probado que los acusados, sobre las 15,30 horas  del día 6 de septiembre de 2009, acudieron a las instalaciones de  Santa Justa junto a otros compañeros del sindicato "con la finalidad  de llamar públicamente la atención" sobre la detención de otros  afiliados del sindicato que había tenido lugar momentos antes en otra  concentración desarrollada en la capital hispalense.  

De este modo, y cuando los agentes de la Policía Nacional estaban  procediendo al desalojo de las vías del tren, "que habían sido  ocupadas" por varios manifestantes del sindicato, el acusado David  M.R. lanzó una botella llena de agua contra un agente, impactando la  misma contra la visera protectora de su casco.  

GOLPES CON EL PALO DE UNA BANDERA

De su lado, el acusado Manuel O.M. golpeó al mismo agente con un  palo de una bandera que portaba, todo lo cual hizo que el agente  sufriera contusiones. Asimismo, el otro acusado, Francisco M.S.,  lanzó una botella de agua a un segundo agente, que sufrió una  contusión frontal.  

La juez entiende que ha quedado acreditado, a través de las  declaraciones de los acusados y de los testigos, que los imputados  "eran perfectamente conocedores" de la condición de agentes que  tenían los agredidos, puestos que estos "se encontraban en el  ejercicio de sus funciones, debidamente uniformados".  

Asimismo, asevera que "no cabe duda" de que los agentes se  encontraban en el ejercicio de sus funciones y procedieron al  desalojo de las vías "cumpliendo una orden directa de sus superiores  jerárquicos". Además, considera que se trató de "una auténtica  agresión o ataque violento" de los condenados a los agentes, que "han  reconocido sin ningún género de dudas a los tres acusados como los  agresores", e incluso uno de los agentes dijo que los conocía de  intervenciones anteriores.   

LOS ACUSADOS RECURRIRAN EL FALLO

De su lado, el abogado de los acusados, Luis de los Santos, ha  informado a Europa Press de que recurrirá la sentencia en apelación  ante la Audiencia Provincial de Sevilla al considerar que se ha  vulnerado el derecho de defensa de los sindicalistas, "ya que la  única prueba que podía reafirmar la versión de ellos era un vídeo de  Internet en el que aparece que no existió tal intervención por parte  de la Policía".  

Así, ha aseverado que "es de extrañar que un juez, en pleno siglo  XXI, rechace esta prueba por no considerar fiable Internet, en sus  propias palabras", mientras que "la única prueba que existía era la  versión de los policías, a la que se les ha dado más valor que a la  de los sindicalistas, sin razonar jurídicamente el por qué".

Por ello, ha confiado en que la Audiencia Provincial "explique el  por qué se le da más valor a la palabra de un policía que a la de un  sindicalista, máxime cuando se ha demostrado que éstos policías  podían haberse confundido". "Ha habido un error en la valoración de  la prueba que la Audiencia tiene que corregir", ha sentenciado.

  • 1