Local

Condenados dos menores a 12 meses de libertad vigilada por el destrozo de espejos retrovisores

Sus padres, como responsables civiles solidarios, fueron condenados a pagar una indemnización de 1.097 euros.

el 22 sep 2012 / 12:05 h.

TAGS:

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha confirmado la condena a 12 meses de libertad vigilada a dos menores de edad acusados de romper cuatro espejos retrovisores que posteriormente guardaron en un vehículo, según la sentencia consultada por Europa Press.

El pasado 24 de febrero, el Juzgado de Menores número 3 de Sevilla condenó a 12 meses de libertad vigilada por un delito continuado de daños a los dos menores, mientras que sus padres, como responsables civiles solidarios, fueron condenados a pagar una indemnización de 1.097 euros, resolución que fue recurrida por los imputados.

En este sentido, la Audiencia Provincial confirma la condena impuesta a los dos menores, pues recuerda que uno de ellos dijo expresamente que "los tres -los dos imputados y una tercera persona- rompieron los espejos retrovisores y los metieron en el coche, no sabe por qué", manifestaciones "que hizo en presencia de una letrada, la misma que recurre" la sentencia.

Al hilo de ello, asevera que si dicha letrada consideraba que tales declaraciones "eran confusas, como se dice en el recurso, no parece hubiese el más mínimo inconveniente en así haberlo hecho constar", pidiendo en ese momento a su defendido "cuantas aclaraciones y precisiones considerase de interés y conveniente para despejar cualquier duda".

Además, prosigue la Audiencia Provincial, se cuenta con el dato objetivo de que en el interior del vehículo Ford Escort en el que viajaban los dos acusados y otra persona mayor de edad, se encontraron cuatro carcasas de espejos retrovisores, dos de color verde, una de color negro y otra roja, todas las cuales fueron intervenidas.

En este sentido, uno de los afectados reconoció "sin género de dudas" que dos de estas carcasas le habían sido sustraídas de su vehículo Renault Megane, frente a lo cual los menores "no han dado una explicación plausible del por qué tales efectos estaban en el interior del turismo".

"Si uno de los menores declaró que 'los tres rompieron los espejos retrovisores y los metieron en el coche, no sabe por qué', colegir que las carcasas y espejos del Renault Megan son los que previamente habían roto es la consecuencia natural y lógica que fluye de tales manifestaciones", concluye.

  • 1