Condenados por simular que trabajaban en Diputación para estafar

Los estafadores cobraron indebidamente 144.000 euros por unos servicios artísticos aludiendo estar contratados por el organismo.

el 21 jun 2014 / 17:26 h.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena impuesta por la Audiencia de Sevilla a dos estafadores que simularon trabajar para la Diputación provincial, si bien rebaja la pena de tres años de cárcel a dos años y tres meses al considerar que el delito no fue continuado sino "en un solo acto". Los estafadores, según la sentencia, emitieron una falsa factura por importe de 186.700 euros por los actos artísticos y de escenografía de la feria "Sevilla son sus pueblos" y simularon estar contratados por la Diputación de Sevilla a través de la empresa Entertainment Business Maganement Firm. A mediados de abril de 2006, uno de ellos acudió a una sucursal de la Caja Rural del Sur y "manifestando tener buenas relaciones tanto con la Junta de Andalucía como con la Diputación provincial" solicitó efectuar un descuento de la certificación de obra referida. Los acusados abrieron una cuenta corriente y cumplimentaron las diligencias de cesión del endosante y de toma de razón del organismo correspondiente, en este caso la Diputación provincial. En vista de todo ello, Caja Rural del Sur procedió a abonar en la cuenta de los acusados 144.853 euros, correspondiente al 90 por ciento de la factura. Dicha cantidad fue retirada de la cuenta mediante diversas disposiciones realizadas al día siguiente. En el caso fueron procesados inicialmente Juan Carlos S.S., Luis Miguel M.P. y Antonio P.F., pero la condena se dictó contra dos de ellos porque el tercero estaba fugado de la Justicia. El Tribunal Supremo, en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, confirma la decisión de la Sección Primera de la Audiencia de celebrar el juicio, tras una primera suspensión, "atendiendo a los bienes en conflicto, de una parte la necesidad de enjuiciar los hechos dentro de un plazo razonable y, de otra, la realización del enjuiciamiento para todos los acusados". El alto tribunal solo admite el recurso de los procesados respecto a la continuidad delictiva y considera que "lo falsificado fue un expediente administrativo, lo que induce a considerar, en beneficio del reo, que se realizó en un solo acto". Rechaza, por otra parte, la atenuante de dilaciones indebidas, un supuesto error en la apreciación de la prueba y la vulneración del derecho a la presunción de inocencia. Frente a la condena inicial de dos años de cárcel por un delito de falsedad en documento oficial y un año por estafa, el Supremo impone a los procesados nueve meses de cárcel por falsedad y mantiene el año por estafa. La sentencia incluye la devolución de los 144.853 euros a Caja Rural del Sur y dos multas de 1.080 euros.

  • 1