jueves, 21 febrero 2019
08:53
, última actualización
Local

Condenan a cinco años a un voluntario de un centro de discapacitados por abusos

Todas las partes han acordado la pena de un año y ocho meses para cada uno de los tres delitos, lo que suma cinco años en total.

el 03 jun 2010 / 12:48 h.

TAGS:

El juzgado de lo Penal 3 de Córdoba ha condenado a cinco años de cárcel a un voluntario y aspirante a entrar en la congregación de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca en Córdoba por cometer tres delitos de abusos sexuales sobre un interno que padecía un 86 por ciento de minusvalía.

El condenado, A.C.U.P., ha aceptado el acuerdo alcanzado esta mañana entre la Fiscalía, la defensa y la acusación particular y ha evitado así la celebración del juicio, al que estaban llamados a declarar varios testigos, entre ellos el religioso encargado del centro, el franciscano M.O., que está imputado junto a otras dos personas más en otra causa por malos tratos y abusos también cometidos en este mismo centro.

A.C.U.P. ha reconocido los hechos como ya hizo cuando fue detenido el pasado mes de octubre en Granada y se ha limitado a mostrar su conformidad con el acuerdo alcanzado entre las partes, evitando así enfrentarse a los 9 años que la acusación particular le solicitaba en un principio o los 6 que le pedía la fiscalía.

Finalmente todas las partes han acordado la pena de un año y ocho meses para cada uno de los tres delitos, lo que suma cinco años en total.

En el escrito de acusación, el Ministerio Público relata que A.C.U.P., al menos en tres ocasiones -el 11 y el 24 de agosto de 2009 y una más en fecha desconocida- mantuvo relaciones sexuales con un interno del centro que padece una minusvalía del 86 por ciento.

En concreto, el fiscal explica que las relaciones sexuales consistían en felaciones y tenían lugar en las duchas cercanas al dormitorio del interno, aunque el Ministerio Público agrega que no consta que el acusado empleara violencia o intimidación.

El abogado de la familia, Carlos Arias, ha explicado a los periodistas que aunque sus clientes no querían llegar a un acuerdo en un principio, finalmente han accedido para proteger los intereses del discapacitado que, de haberse celebrado el juicio, tendría que haberse sometido a nuevas pruebas ya que, según ha recordado, en casos de delitos sexuales las pruebas realizadas antes del juicio no sirven y tienen que volverse a practicar.

"Para evitar que tenga que pasar otra vez por este calvario, hemos decidido aceptar la modificación de la calificación del fiscal, que es la misma que la de la acusación", ha dicho el letrado, quien sin embargo ha dejado claro que la familia, aunque está "conforme", no está "satisfecha" ya que cree que la pena debería haber sido mayor.

En su opinión, A.C.U.P. debería haber sido condenado a nueve años de cárcel, que es la pena máxima por tres delitos de abusos sexuales y la que pedía la acusación antes del acuerdo alcanzado.

Por otra parte, el juez ha eliminado la petición de responsabilidad civil a la Congregación de los Hermanos de la Cruz Blanca porque los religiosos ya indemnizaron a la familia con 5.000 euros, que es la misma cantidad que solicitaba la acusación particular mientras que la fiscalía pedía 3.000 euros.

El abogado de la familia ha explicado que el discapacitado continúa interno en el centro de la Cruz Blanca y ha dicho que "desconoce" los otros casos de presuntos abusos sexuales y malos tratos presuntamente cometidos en este mismo centro por otras tres personas, dos de ella religiosos y que están imputadas por otro juzgado de Córdoba.

  • 1