Local

Condenan a siete meses a Pedro Varela por justificar el Holocausto

La Audiencia de Barcelona ha condenado a siete meses de prisión al propietario de la Librería Europa de Barcelona, Pedro Varela, por un delito de justificación del genocidio, pero le ha absuelto del delito de incitación al odio racial.

el 15 sep 2009 / 01:11 h.

TAGS:

La Audiencia de Barcelona ha condenado a siete meses de prisión al propietario de la Librería Europa de Barcelona, Pedro Varela, por un delito de justificación del genocidio, pero le ha absuelto del delito de incitación al odio racial.

En su sentencia, la Sección Tercera de la Audiencia ha estimado parcialmente el recurso de apelación de Varela contra la sentencia del Juzgado Penal número 3 de Barcelona, que le condenó en 1998 a cinco años de prisión.

Con ello, el tribunal tiene en cuenta la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que decretó que la negación del genocidio no es delito, por lo que la Fiscalía ya pidió retirar de la causa la acusación por negación del genocidio, tipificada en el artículo 607.2 del Código Penal.

Varela alegó que el artículo 607.2 del Código Penal --que condenaba la difusión de doctrinas que "nieguen o justifiquen" el Holocausto-- era incompatible con el derecho a la libertad de expresión reconocido en la Constitución Española. Por esa razón, solicitó "insistentemente" al Tribunal Constitucional (TC) que se pronunciara al respecto.

El Alto Tribunal admitió finalmente la petición del procesado y el 7 de noviembre de 2007 declaró inconstitucional la inclusión de la expresión "nieguen" en el artículo en cuestión.

Sin embargo, la justificación del Holocausto sigue estando penadas con entre uno y dos años de prisión, cuando la defensa de ese "abominable delito", según el TC, supone una incitación indirecta para la comisión de ese crimen o promueva el odio --que puede concretarse en actos específicos-- hacia determinados grupos por motivos de raza, religión u origen nacional o étnico.

El 11 de diciembre de 1996, los Mossos d'Esquadra registraron la Librería Europa, propiedad del imputado, e incautaron casi 29.300 libros y otros documentos, como revistas, vídeos y carteles con símbolos del nacionalsocialismo y alusiones ofensivas y degradantes a la raza judía. Las publicaciones se vendían directamente al público que acudía a la tienda y se distribuía por correspondencia por todo el mundo.

El tribunal considera que en las publicaciones de la librería había expresiones ofensivas y denigrantes para la comunidad judía, que es considerada "genéticamente" mentirosa por la teoría "negacionista". Por eso ha considerado que la difusión de ese material incitaba, aunque de forma indirecta, al odio racial.

Según la sentencia, Varela realizó una "mera transmisión de opiniones, por más deleznables que resulten" desde el punto de vista de los derechos humanos, y no puede imputársele una conducta de incitación directa a la discriminación, el odio o la violencia, tipificado en el artículo 510 del Código Penal y del que el procesado ha quedado exculpado.

La Sección Tercera de la Audiencia ha decidido rebajar la pena de prisión por un delito de justificación de genocidio de un año a siete meses por las "dilaciones indebidas" y el prejuicio que ha sufrido el procesado en cuanto a su libertad de movimientos.

Desde que se dictó la sentencia de instancia, el 16 de noviembre de 1998, hasta el auto de la Sección Tercera, emitida el 28 de julio de 2003, el acusado estuvo privado de su pasaporte y no pudo salir del país, por lo que vio limitada su libertad deambulatoria.

En declaraciones a Europa Press, Varela explicó que estudia presentar un recurso de amparo y criticó la "ambigüedad" de la Justicia, porque "no se castiga al autor ni al editor; sólo al vendedor", porque se incautaron algunos libros que pueden adquirirse en otros puntos de venta y porque obliga al librero a "autocensurarse".

  • 1