Local

Condenan al copiloto del atropello de Paseo Colón a pagar 120 euros por insultar a la Policía

el 15 oct 2010 / 13:04 h.

TAGS:

El Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla ha condenado a pagar  una multa de 120 euros al copiloto del vehículo que atropelló  mortalmente a dos jóvenes el pasado día 4 de abril en el Paseo Colón  de la capital hispalense, todo ello debido a que se dirigió a los  agentes de la Policía Local desplazados al lugar del siniestro  diciéndoles "sois todos unos chulos, lo cual "revela un evidente  menosprecio y falta de respeto" a los agentes.  

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, condena así  a un hijo del presidente del Sevilla Fútbol Club, José María del  Nido, a la pena de 20 días de multa con una cuota diaria de seis  euros como autor de una falta contra el orden público del artículo  634 del Código Penal, que castiga a los que "faltaren al respeto y  consideración debida a la autoridad o sus agentes, o los  desobedecieren levemente".  

El Juzgado de Instrucción número 9 considera probado que sobre las  1,00 horas del día 4 de abril un total de cuatro agentes de la  Policía Local se desplazaron al Paseo Colón con motivo del atropello  mortal en el que fallecieron dos jóvenes, concretamente Patricia  Alfaro, de 26 años de edad y natural de Madrid, y Almudena González,  de 30 años y vecina de Mairena del Aljarafe.  

De este modo, y una vez los agentes se personaron en el lugar de  los hechos, el copiloto del Renault Clío implicado en el siniestro  mortal se dirigió a los agentes de la Policía Local diciendo "sois  todos unos chulos", todo ello, según recoge la sentencia consultada  por Europa Press, "en actitud poco colaboradora y desafiante, alzando  la voz y levantando las manos".  

"EVIDENTE MENOSPRECIO" A LOS AGENTES

Así, el juez argumenta que, del relato de hechos que se ha  declarado probado, y "una vez valorada la contundente declaración de  la fuerza policial actuante, que ratifica sin contradicciones su  manifestación inicial", resulta la comisión por el denunciado de una  falta contra el orden público, ya que su conducta, "consistente en  increpar a los agentes, revela un evidente menosprecio y falta de  respeto a los mismos".

Al hilo de ello, pone de manifiesto que "la situación de especial  tensión y gravedad que rodeaba el accidente de tráfico que se había  producido momentos antes no puede servir de justificación, en ningún  caso, para la conducta absolutamente inadecuada del denunciado, que  al parecer había ingerido alcohol, sin que conste en qué cantidad".   

Por el doble atropello mortal permanece imputado y en prisión el  conductor del vehículo, Fernando Vargas, al que el Juzgado de  Instrucción número 9 imputa dos presuntos delitos contra la seguridad  vial, dos de homicidio por imprudencia grave, y uno de omisión del  deber de socorro.  

  • 1