Cultura

CONDOLEEZZA RICE

La ex secretaria de Estado estadounidense Condoleeza Rice firmó un contrato con la agencia de talentos de Hollywood Williams Morrys (WMA), que la representará en sus conferencias, libros o apariciones televisivas, informó hoy la revista Variety.

el 15 sep 2009 / 21:37 h.

La ex secretaria de Estado estadounidense Condoleeza Rice firmó un contrato con la agencia de talentos de Hollywood Williams Morrys (WMA), que la representará en sus conferencias, libros o apariciones televisivas, informó hoy la revista Variety.

Rice, quien abandonó con la toma de posesión de Barack Obama este martes el cargo de secretaria de Estado, es así uno de los primeros miembros de la administración Bush en reconducir su carrera política, en este caso hacia el mundo de los negocios.

El contrato con WMA incluye representación de la agencia en sus libros, apariciones en conferencias e iniciativas filantrópicas, así como en incursiones de negocio en medios de comunicación y deportes.

De hecho, Rice escribirá próximamente dos libros, uno sobre su carrera diplomática y otro sobre sus padres, el reverendo John Wesley Rice Jr. y Angelena Ray, a quienes define como "evangelistas de la educación", por su insistencia en la búsqueda de la excelencia académica.

Se espera que otros miembros de la administración de George Bush, incluido el propio ex presidente y su mujer, Laura, escriban también sus memorias en los próximos meses.

El codirector de operaciones de WMA, Wayne Kabak, ha señalado que el interés de la agencia en Rice se debe, además de a su "impresionante currículum", a su talento como pianista de concierto y al hecho de ser una gran seguidora de la Liga Nacional de Fútbol americano.

"Nos une mucho más que los libros y las conferencias. Estamos aquí para ayudarla a crear y a impulsar una agenda que es muy importante para ella en su carrera post-gubernamental", comentó Kabak.

Esa agenda incluirá actos relacionados con la música clásica, ayudas a la educación universitaria de estudiantes desfavorecidos, e iniciativas dirigidas a ayudar a los niños estadounidenses a convertirse en "ciudadanos del mundo".

Según Kabeck, la ex vicerrectora de la universidad de Stanford puede aparecer en televisión en calidad de impulsora de esos actos, pero no se convertirá en una analista política.

"No está interesada en ser una secretaria de Estado en la sombra, ni en acudir a las tertulias matutinas el día después de que ocurra algo importante. No es lo que quiere hacer", sentenció Kabeck.

  • 1