miércoles, 20 marzo 2019
14:02
, última actualización
Local

Conductores de Tussam proponen servicios exprés que se salten paradas en horas punta

El sindicato ASC alega que hay estaciones cada cien metros y baja la velocidad comercial. El Ayuntamiento defiende que incluso en el horario de mayor afluencia el tiempo de espera no supera los 12 minutos.

el 20 sep 2014 / 12:00 h.

TAGS:

El sindicato asegura que las paradas en Sevilla distan entre sí apenas 100 o 130 metros. / Gregorio Barrera El sindicato asegura que las paradas en Sevilla distan entre sí apenas 100 o 130 metros. / Gregorio Barrera La Agrupación sindical de conductores (ASC) ha elevado una propuesta al Consejo de administración de Tussam para que estudie la implantación de un servicio exprés en hora punta, sobre todo para las líneas más largas y con mayor demanda, de forma que algunos autobuses de esas líneas no se detengan en todas las paradas del recorrido, con el fin de aumentar la velocidad comercial. Para el presidente de ASC, Fernando Sojo, en Sevilla la distancia media entre paradas es muy corta en comparación con otras ciudades, ya que «hay paradas cada 100 o130 metros», lo que dificulta cumplir los horarios y conlleva quejas de los usuarios por el «excesivo tiempo» que se llevan en los trayectos. El Ayuntamiento, no obstante, no ve necesaria una modificación de este tipo ya que asegura que incluso en hora punta y en las líneas más largas, el tiempo de espera en las paradas oscila entre los diez y los doce minutos y se remite a los últimos datos que reflejan una velocidad comercial que supera «por primera vez los 14 kilómetros por hora». Eso sí, hay que tener en cuenta que estos datos corresponden al mes de agosto, periodo estival en el que se reduce el número de vehículos en la calle pero también cae la demanda y el tráfico rodado en las calles. Desde ASC reconocen que se trata de una propuesta que requeriría un «estudio» previo por parte de Tussam de las líneas con mayor afluencia de público y que presentan problemas para cumplir los horarios, si bien Sojo explicó que las más afectadas son las que prestan servicio al Centro como la 32, 27, 14, 43, 40 o 41, aunque también la 24 a Palmete donde «tras la parada de regulación, diez minutos después no has salido aún de la zona». A su juicio, un ejemplo de que la proximidad entre paradas es un factor clave es la línea 3, que pese a ser la de mayor recorrido, no presenta problemas de horario «porque tiene las paradas más separadas». O la 29, que a su paso por Eduardo Dato, para en Gran Plaza y en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán pero no en el Hospital de San Juan de Dios, como sí hacen las líneas 5, 22 o 32 en un ejemplo de tres paradas en una misma calle muy próximas entre sí. Algo que también ocurre en la línea 25 a su paso por Las Leandras que tras esta parada «nada más girar a la derecha hay otra y luego una más a 50 metros». Con todo, el presidente de ASC deja claro que cualquier cambio en este sentido requiere un estudio «y siempre previa información al usuario», además de identificar correctamente los vehículos que prestarían servicios exprés. Y recuerda que en Sevilla ya ha habido experiencias similares como «cuando existía la línea 36 y la 36A, que iban a la Pablo de Olavide, y una paraba en todas las paradas y otra no». Desde el Ayuntamiento esgrimen que Tussam ha experimentado una mejora en la oferta y calidad del servicio que ha «permitido consolidar la recuperación de la demanda, que en los últimos 12 meses, ha crecido un dos por ciento, 1.541.647 viajeros más que en el año anterior, con 979.478 trasbordos menos, por lo que el incremento real de viajes sería de 2.521.125, lo que supone un incremento del 3,3 por ciento». Los datos corresponden al balance de los primeros ocho meses del año, hecho público el jueves por Tussam. Según este balance, en este periodo los autobuses urbanos realizaron 870.948 vueltas con 12.024.100 kilómetros recorridos, lo que supone una velocidad comercial media de 12,92 kilómetros/hora, similar a la del año pasado. En agosto, puntualmente, se superaron «por primera vez» los 14 kilómetros por hora», en concreto 14,05. Las vueltas perdidas por tráfico, averías, falta de personal u otras incidencias «tan solo representan el 0,7 por ciento de las realizadas», lo que supone un 6 por ciento menos que en 2013. El presidente de ASC reconoció que «es cierto que la velocidad comercial ha ido aumentando porque se han hecho más carriles bus, pero siempre las líneas que van al Centro tienen problemas a la hora de llegar a la cabecera, sobre todo las que tienen más afluencia de público». En el Consejo de Administración de Tussam, ASC puso de manifiesto que en general las líneas cuentan con «insuficiente tiempo» asignado para su recorrido y denunció «poco apoyo» de la Policía Local para despejar su camino.

  • 1