Local

Confirman la multa de 150 euros a un policía nacional por no usar cinturón en una persecución

el 17 mar 2011 / 15:01 h.

TAGS:

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Sevilla ha  confirmado la multa de 150 euros que le fue impuesta a un agente del  Cuerpo Nacional de Policía, identificado como Emilio R.A., tras ser  detenido y sancionado por la Guardia Civil por conducir sin tener  puesto el cinturón de seguridad durante una persecución al cabecilla  de una banda de delincuentes chinos.  

Según relata la sentencia, fechada a 14 de marzo y a la que ha  tenido acceso Europa Press, los hechos tuvieron lugar el día 23 de  abril de 2007 en el kilómetro 16,5 de la A-376 en dirección a  Sevilla, cuando el agente sancionado circulaba por la carretera  Sevilla-Utrera en un vehículo camuflado en el que perseguía al  cabecilla de una banda de delincuentes chinos que se dedicaban a  explotar a sus compatriotas.

De este modo, recibió el alto de un agente de la Guardia Civil por  no llevar puesto el cinturón de seguridad. En ese momento, el  compañero de Emilio R.A. se bajó del coche y, tras identificarse y  explicar que estaban persiguiendo a unos sospechosos, el agente le  pidió a él y a su compañero que se pusieran el cinturón, y les dejó  seguir.

El policía continuó su marcha a gran velocidad para intentar  alcanzar a los delincuentes, pero tras circular unos metros, el  agente de la Guardia Civil lo volvió a detener por no llevar puesto  el cinturón de seguridad. "Cuando mi compañero me dijo que el agente  le había pedido que nos pusiéramos el cinturón de seguridad, yo ya  iba a 120 kilómetros por hora, y consideré que era un riesgo muy  grande ponerme en ese momento el cinturón teniendo en cuenta la  velocidad a la que iba", explicó Emilio el día del juicio.

"CONCURRENCIA DE NECESIDAD"

La operación se abortó porque el vehículo de la Guardia Civil se  colocó delante del coche de Emilio, que fue sancionado con 150 euros  y la pérdida de tres puntos por circular sin el cinturón de seguridad  por infringir el artículo 117.1 del Reglamento General de Circulación  en relación con el 67.1 de la Ley de Tráfico. Pues bien, la abogada  del agente solicitó la nulidad de la resolución administrativa  alegando la "exención de responsabilidad por concurrencia de  necesidad".  

La sentencia pone de manifiesto que, "partiendo de que por el  recurrente se han reconocido los hechos objeto de la denuncia, debe  examinarse si, tal como alega en el escrito de demanda, estaría o no  exento de responsabilidad por concurrencia de estado de necesidad",  añadiendo que "resulta probado, tanto por la ratificación del  expediente administrativo como por la testifical practicada en el  juicio que el acompañante del recurrente en la fecha de los hechos sí  que se puso el cinturón de seguridad tras ser requerido a tal fin por  el agente denunciante".  

Por todo ello, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número  5 confirma la multa de 150 euros "por resultar ajustada a Derecho",  aunque no le impone el pago de las costas al "no apreciarse  circunstancias suficientes para hacer un especial pronunciamiento" en  este sentido, todo ello en una sentencia que es firme y contra la que  no cabe recurso de apelación.  

SEGURIDAD CIUDADANA


El día del juicio, que se celebró el día 7 de septiembre de 2010,  el agente multado dijo a los periodistas que, en estos casos, "debe  primar la seguridad ciudadana", así como que "era un caso de fuerza  mayor", mientras que su abogada solicitó a la juez que anulara la  multa, así como la retirada de los tres puntos del carné de conducir,  alegando que el policía no se había puesto el cinturón porque le  entorpece para sacar su arma reglamentaria y "estaban en una  situación de primera necesidad y hay valores más importantes que  salvaguardar".

  • 1