lunes, 17 diciembre 2018
14:47
, última actualización
Deportes

"Considero al Betis un rival más, pero el más fuerte"

Alain Eizmendi, centrocampista del CD Leganés y hermano del exfutbolista bético Eneko, logró el ascenso a Primera con el Eibar

el 19 oct 2014 / 12:38 h.

alian eizmendi Alain Eizmendi, con la camiseta del Eibar. Foto: EFE. Alain Eizmendi Blanco (Beasain, 1990) es interior diestro y actualmente milita en el siguiente rival del Betis: el Leganés. Además, es hermano gemelo de Eneko, exfutbolista del Betis B .Ambos consiguieron celebrar un ascenso el pasado año, Eneko con el filial verdiblanco y Alain con el Eibar, equipo al que Velázquez elogió recientemente. A pesar de su juventud,  ha pasado por la cantera de Zubieta y Lezama, antes de recalar en Ipurua. En la presente, aterrizó en Butarque, la primera experiencia lejos de casa. El joven futbolista vasco atendió a El Decano en vísperas al encuentro de este domingo. —No les está yendo nada mal el inicio de temporada para un recién ascendido como el Leganés... —Está siendo muy bueno. Hemos conseguido una serie de puntos importantes, incluso más de los que pensábamos al empezar. Para el Leganés, poder jugar ahora con el Betis, es muy ilusionante. —¿Cómo se define Alain Eizmendi sobre el terreno de juego? —Como un jugador de banda, diestro, pero que puede emplearse en ambos costados. Me gusta encarar, ser desequilibrante y, de vez en cuando, también marco algún que otro gol. —Imagino que no es fácil pasar de la titularidad a la suplencia en apenas ocho jornadas... —Empecé contando con bastantes minutos de inicio. Sin embargo, en los últimos partidos no he tenido la opción de jugar. Ahora me toca trabajar e intentar aprovechar los minutos que pueda disponer. Es lo que decidió el míster. —Hoy reciben al Betis, máxima expectación, por lo que dicen por allí... —Lo afrontamos con mucha ilusión. Encima, después de perder en El Molinón pues con más ganas todavía. El equipo ha trabajado duro durante toda la semana para que hoy nos salga el mejor partido. —¿Qué se va a encontrar el Betis en Butarque? —Un Leganés, especialmente metido en el partido. Hace mucho tiempo que un equipo como el Betis no visita a Butarque, con lo cual, imagínate lo ilusionada que está la afición. Seguro que llenaran el estadio. —La venta de entradas ha ido muy bien, tiene pinta que el estadio se llenará, ¿Explíqueme qué se vive en Butarque durante los partidos? —Aquí se ven partidos muy abiertos. La afición del Lega anima mucho durante todo el encuentro. Eso te ayuda a estar concentrado hasta los minutos finales. —Como rival a seguir de la categoría, ¿qué destaca de este Betis? No pasa por su mejor momento, precisamente... —El Betis es uno de los candidatos a subir a Primera, sin duda. Tienen jugadores de enorme desequilibrio como Rubén Castro. No nos podemos despistar. Lo considero un rival más de la categoría, pero seguramente el más fuerte de todos. —Hace pocos días, un compañero suyo de categoría me comentaba que los problemas del Betis, sobre el césped, eran sólo cuestión de adaptación. ¿Usted también lo cree? —Sí. Los partidos en Segunda son muy disputados. No es sencillo porque puedes perder frente a cualquier equipo. La adaptación de Primera a Segunda no es nada fácil. Lo vimos el año pasado con clubes como el Zaragoza o el Mallorca, que sufrieron bastante para salvar la categoría, incluso. Al principio siempre cuesta pero el Betis acabará saliendo adelante. Tiene una gran plantilla. —Jugar contra el Betis siempre tiene especial aliciente. Pero más si cabe en su caso, ya que su hermano Eneko jugó en el filial... —Sí. Me hace especial ilusión porque mi hermano jugó dos años allí. En mi caso, nunca me he enfrentado al Betis, será la primera vez que lo haga y será muy bonito. —Ambos celebrasteis un ascenso el pasado año... —En nuestra casa fue un año muy especial. Ahora tenemos otros retos y cada uno debemos intentar conseguirlos, dentro de lo que cabe. —Hábleme del Eibar... —Partiendo de que nunca se había visto al Eibar en Primera, fue un algo histórico. La afición y los jugadores estábamos tremendamente ilusionados. Sobre todo, los últimos partidos. Eso de llegar con tantas posibilidades de subir, dispara la ilusión y los nervios. No lo dejamos escapar. —El pasado domingo, Velázquez lo puso como ejemplo, a diferencia de los que tienen la imagen de un Eibar arcaico... —Éramos un equipo que combinaba los dos estilos. Tanto jugábamos en largo, que salíamos desde atrás con el balón controlado. Muy versátiles, en ese sentido. El míster tuvo ese planteamiento desde el inicio y finalmente obtuvo un gran éxito. —Para acabar, ¿qué Betis esperáis? ¿Son conscientes del duro golpe que pueden asestarle? —Más que del rival, nos preocupamos de nosotros mismos. Intentamos preocuparnos lo menos posible del rival. Sabemos que si conseguimos los tres puntos daremos un golpe duro en la clasificación. Es muy importante para este Leganés. Será difícil, nos estamos concienciando.

  • 1