Local

Consistorio y sindicatos pactan investigar todos los siniestros

Alertan de un incremento de la siniestralidad de un 22% en la provincia de Sevilla

el 11 feb 2011 / 20:14 h.

TAGS:

Gilabert, Vázquez, Rodrigo Torrijos, Algora y Vidán, ayer en la firma del acuerdo.

El Ayuntamiento, los sindicatos y la Confederación de empresas para la economía social (Cepes) pactaron ayer un nuevo plan de control de la siniestralidad laboral en las obras de la ciudad. El documento, que sustituye al pliego de cláusulas impulsado en el pasado mandato y anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, configura un nuevo órgano de supervisión de los accidentes que se produzcan en la ciudad. A partir de ahora, y a través de un nuevo Observatorio Municipal de la Salud Laboral, el Ayuntamiento y los sindicatos realizarán un seguimiento de todos los siniestros graves y muy graves de la ciudad en colaboración con la Inspección de Trabajo, la Fiscalía y los demás órganos competentes.


A través de este observatorio no sólo se pondrán en marcha campañas para fomentar la seguridad laboral, sino que se podrá evaluar la seguridad laboral de todas las empresas de Sevilla y difundir los resultados de los informes. Cuando se produzca un accidente, los representantes de los sindicatos, de Cepes y del Consistorio formarán parte de las investigación y se personarán en los procesos hasta que estos lleguen a la vía judicial.
Al contrario que en el primer pliego de condiciones, anulado por el TSJA, el Ayuntamiento no incluirá requisitos que deban cumplir de forma obligatoria las empresas. Si antes se exigía que cualquier empresa contratada por el Consistorio limitara la subcontrataciones e informara detalladamente de ellas, ahora se considera una condición voluntaria. Lo mismo ocurre en el caso de los controles que realicen los inspectores asignados por el Ayuntamiento, cuyo acceso a los trabajos era antes una condición incluida en los propios pliegos de contratación y pasa ahora a ser una propuesta que realizan los agentes sociales y la Delegación de Economía y Empleo.


La aceptación o no de estas propuesta sí tendrá en cualquier caso una compensación. Así lo recoge el propio documento acordado ayer entre el Ayuntamiento, los sindicatos y Cepes en relación a la colaboración en todos los informes de evaluación de la seguridad laboral: "Las empresas que voluntariamente presten información y obtengan una valoración positiva del observatorio serán igualmente objeto de una mención honorífica por parte del Ayuntamiento, circunstancia que podrá ser alegada como mérito para futuras concesiones". En esta línea, la Delegación de Economía, que dirige Carlos Vázquez (IU), creará un distintivo que acredite a las empresas que hayan permitido las inspecciones del personal acreditado por el observatorio: "Recibirán una mención honorífica por parte del Ayuntamiento. La delegación competente dará suficiente publicidad a estas menciones y elaborará la oportuna marca a fin de que pueda ser exhibida por la empresa". Todo este nuevo sistema de trabajo se coordinará desde la Agencia Sevilla Global, adscrita a la Delegación de Economía. De ella dependerá un observatorio que estará integrado por representantes municipales, dos personas por cada una de las organizaciones sindicales firmantes y un presidente "cualificado y experto en derecho del trabajo".


El Ayuntamiento y los sindicatos justificaron este nuevo refuerzo de las herramientas para combatir la siniestralidad laboral por los malos datos de 2010: "La siniestralidad laboral aumentó un 22% en la provincia". "Es inconcebible que en pleno siglo XXI, un trabajador aún tenga que entregar su vida para llevar un salario a su casa. Hay que poner todos los esfuerzos posibles en acabar contra esta lacra", apuntó Carlos Vázquez.

  • 1