Consolación repite Año Jubilar

El arzobispo, Juan José Asenjo, preside la apertura de este evento religioso concedido al santuario que preside la patrona de Utrera con motivo del cincuentenario de su coronación

el 07 dic 2013 / 21:16 h.

El santuario de Consolación vivirá hoy el segundo acto de apertura de un Año Jubilar en su reciente historia. En 2007 era el cardenal de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, el encargado de presidir ese importante evento religioso que, en esta ocasión, contará con la presencia del arzobispo Juan José Asenjo. 15330810Esta concesión del Papa Francisco al templo que preside la patrona de Utrera tiene como telón de fondo el cincuentenario de la coronación canónica de la del barquito en la mano, que se conmemora el próximo 1 de mayo. Con motivo de estas celebraciones, el rey de España ha enviado un mensaje a la Hermandad de Consolación en el que ha mostrado su adhesión al jubileo que inicia, y la ha felicitado por la efeméride que se va a vivir. En torno al santuario se ultiman los detalles de cara a la ceremonia que hoy dará comienzo a las 17.00 horas. Desde el antiguo convento anexo a este templo saldrá una procesión con las autoridades religiosas hasta llegar a las puertas de la iglesia. Una vez allí, se procederá a la lectura del decreto de concesión del Año Jubilar y Asenjo golpeará tres veces con su báculo la puerta del santuario, algo que marcará el inicio simbólico de esta especial efeméride. Será el momento en el que el arzobispo acceda al interior del edificio, junto al resto de ciudadanos y devotos que quieran acercarse hasta Consolación. Todos podrán participar en el pontifical que se celebrará dentro de la iglesia donde, además del prelado hispalense, concelebrarán numerosos sacerdotes de Utrera y otros presbíteros salesianos. También en este acto podrán verse las diez nuevas ropas de monaguillo que ha comprado la hermandad de la patrona, iguales a la que luce la popular imagen del monaguillo que existe en el atrio del templo. El coro Auxilium será el encargado de acompañar musicalmente esta celebración religiosa. Al finalizar la eucaristía se vivirán dos momentos destacados. Por una parte, se procederá al encendido de la lámpara de aceite, que ya fue el símbolo del Año Jubilar en 2007 y que, de nuevo, se mantendrá en esta ocasión. Se iluminará todos los días y el dinero que se recaude por encargar alguna jornada concreta de dicho encendido se destinará a la bolsa de caridad de la Hermandad de la Virgen de Consolación. Mientras, Enrique Montoya Candela interpretará una zambra en honor a la del barquito en la mano. Es una pieza musical muy poco conocida que compuso el músico Francisco Guerrero, de quien también es la melodía del himno de la coronación canónica, que data de 1964. Por otro lado, está previsto que en esta misa se reparta la guía del peregrino. En ella se recoge una carta pastoral del arzobispo, dedicada a Consolación; así como parte de una homilía que pronunció en el santuario el beato Marcelo Spínola, fundador de El Correo de Andalucía. Asimismo, contendrá un casillero que los peregrinos podrán sellar cuando visiten esta iglesia, a lo que se unen otros espacios para sumar los sellos correspondientes a otros tres templos de Utrera. En cuanto a los invitados, está previsto que acudan autoridades militares, civiles y colectivos religiosos. A ellos se unirán miembros de la Armada y de la Aviación, como hermanas de honor de la patrona desde 2007; así como hermandades que guardan vinculación con la de Consolación: la Macarena y la Sed de Sevilla, y Fátima de Los Molares. También asistirán representantes de varias familias utreranas que en el siglo XIX tuvieron una relación importante con la Virgen. A todas estas personas se sumarán cuantos devotos quieran asistir al templo, habiendo espacios reservados para el pueblo tanto en el exterior como en el interior de la iglesia.

  • 1