Local

Construyendo otra ciudad

Convulsos fueron los últimos años en Camas, que está en el ojo del huracán después de que en 2005 saltara el denominado caso Camas, con denuncias por un presunto soborno con intereses urbanísticos de por medio. El Ayuntamiento de Camas puja por despejar cualquier sospecha. Foto: Antonio Acedo.

TAGS:

Convulsos fueron los últimos años en Camas, pueblo que está en el ojo del huracán después de que en 2005 saltara el denominado caso Camas, con denuncias por un presunto soborno con intereses urbanísticos de por medio. El Ayuntamiento de Camas puja por despejar cualquier sospecha.

En los tribunales está todavía pendiente de resolverse un asunto que además de tener el urbanismo como telón de fondo se le añadían los intereses políticos por sacar provecho de un conflicto que no hizo más que ensombrecer la fama de una de las poblaciones más próximas a Sevilla, pese a no ser de las que más notara el boom demográfico del Aljarafe.

El único que no acusó el desgaste de este polémico periodo fue el pacto de gobierno (IU-PP) que se revalidó tras las últimas elecciones municipales, si bien con caras diferentes.

Entre ellas la del propio alcalde, Juan Pazos (IU), que tomó el relevó de Agustín Pavón -uno de los ediles imputados por presunto soborno- y que desde su toma de posesión abogó por dar al pueblo la "tranquilidad" perdida, lo que había impedido que muchos proyectos previstos salieran adelante.

Es una de las razones por las que la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se está realizando con gran cautela y codo con codo con la Junta de Andalucía.

Se encuentra en su fase inicial, apenas comenzada la redacción de un texto con el que se quiere dar "un aprovechamiento más lógico del escaso suelo de Camas y apostar por un cambio de ciudad importante", en palabras del regidor. Éste adelanta que se primarán las zonas verdes, sin renunciar a las construcciones ya que, al igual que en otros muchos municipios, existe gran demanda de VPO actualmente.

En cualquier caso, poco se sabe del documento que planificará el desarrollo urbanístico de una ciudad en la que casi todo su término municipal está protegido y el que no, lo estará cuando entre en vigor el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus). Ésta es una de las críticas esbozadas desde el Ayuntamiento de Camas, que trabaja en una serie de proyectos presentados como alegaciones al citado Potaus.

IU y PP recuerdan que desde hace años esos suelos que ahora se califican como protegidos -incluida la cornisa del Aljarafe- ya se venían preservando en los PGOU más recientes. Por ello, demandan a la Consejería de Obras Públicas que se garantice suelo suficiente para crear VPO, tejido social e infraestructuras. Concretan su demanda con propuestas como un complejo acuático con vocación metropolitana, una promoción de 170 VPO y una parada de la línea 2 del Metro de Sevilla en Camas.

  • 1