domingo, 09 diciembre 2018
19:35
, última actualización
Local

Consumo inspeccionará la etiqueta y composición de carnes envasadas y conservas

Se trata de una campaña nacional que en Andalucía se centrará en supermercados de Sevilla, Cádiz y Córdoba con 90 controles.

el 21 sep 2014 / 00:14 h.

TAGS:

Se revisará el etiquetado y la composición de productos con carne envasados, congelados y precocinados. / David Estrada Se revisará el etiquetado y la composición de productos con carne envasados, congelados y precocinados. / David Estrada La Secretaría General de Consumo de la Junta inspeccionará hasta el próximo 20 de octubre el etiquetado y composición de pastas rellenas, platos preparados y conservas de carne de las marcas blancas de los supermercados, dentro de una campaña nacional para comprobar la correcta información sobre estos alimentos y su calidad. En concreto se realizarán 90 controles –80 de etiquetado y diez tomas de muestras para su análisis–, que se centrarán en cadenas de supermercados y en sus respectivas marcas blancas, controlando si sus productos contienen la información obligatoria en el etiquetado y la calidad de los mismos en cuanto a su composición. La campaña se centrará en las provincias Cádiz, Córdoba y Sevilla, donde se analizarán productos que en su composición lleven carne, como hamburguesas y albóndigas frescas tanto envasadas en los establecimientos como congeladas, conservas de carne, platos preparados con carne congelados, pizzas, pastas frescas rellenas con carne congeladas o refrigeradas. Asimismo, en el control del etiquetado se comprobará la lista de ingredientes, las cantidades de estos, si se detalla la especie de animal referente al relleno, el porcentaje del relleno –como mínimo es el 25 por ciento–, si figura la cantidad neta, las condiciones de conservación y modo de empleo, fechas de caducidad y consumo preferente, número de unidades que contienen e información nutricional. También se analizará si constan el nombre, denominación o razón social de la persona fabricante, envasadora o vendedora, el domicilio completo o el país de origen. Las infracciones en estos casos están consideradas como leves, de modo que la sanción puede ser de entre 200 y 5.000 euros, según recuerda la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales en un comunicado. El objetivo de esta campaña es sensibilizar a fabricantes y distribuidores de que deben poner en el mercado productos que cumplan las normas de etiquetado e información de composición, así como recoger resultados analíticos de este grupo de alimentos. Aunque se trata de una campaña nacional, en Sevilla coincide con la alarma generada por el caso de la fábrica de piensos Dasy en Osuna, investigada por el uso de carne de animales enfermos para la fabricación de piensos destinados a la alimentación de otros animales.

  • 1