Deportes

Contador mira ahora a la Vuelta y a la triple corona

La victoria de Alberto Contador en el Giro regaló prestigio a la ronda transalpina, que presume de haber tenido mejor participación que el próximo Tour, y le permite afrontar el ambicioso reto de completar la triple corona.

el 15 sep 2009 / 05:50 h.

La victoria de Alberto Contador en el Giro, la primera de un corredor no italiano en doce años, regaló prestigio a la ronda transalpina, que presume de haber tenido mejor participación que el próximo Tour, y le permite afrontar el ambicioso reto de completar la triple corona.

Desde la creación de la Vuelta a España, en 1935, sólo cuatro corredores han sido capaces de ganar las tres grandes rondas por etapas (Tour, Giro y Vuelta): los franceses Jacques Anquetil y Bernard Hinault, el italiano Felice Gimondi y el belga Eddy Merckx. Sus nombres pertenecen ya a la historia del ciclismo formando un club exclusivo de los poseedores de la triple corona al que se podría incorporar este año el madrileño si gana la Vuelta.

Otros con méritos suficientes para entrar en la leyenda (Lance Armstrong, siete veces ganador del Tour, o Miguel Indurain, con cinco rondas francesas y dos Giros), nunca pudieron completar la terna. El navarro jamás pudo saborear el triunfo final en la Vuelta a España. Armstrong, sencillamente, despreció Giro y Vuelta para concentrarse en el Tour y establecer un récord difícilmente superable de siete triunfos consecutivos.

El veto del Tour al equipo Astana para 2008, por los escándalos de Vinokourov y Kashechkin en 2007, obligó a Contador, enrolado este mismo año en el equipo kazako tras la desaparición del Discovery Channel, a modificar sus planes y dirigir sus miras a la Vuelta a España, que se disputa en septiembre.

Contador bendecirá la hora en que los organizadores del Giro, rectificando su decisión anterior, apostaron por el Astana. También el director del Giro, Angelo Zomegnan, también tiene motivos para felicitarse por su cambio de planes, ya que la carrera ha recuperado interés. Las audiencias televisivas en Italia alcanzaron cotas nunca vistas en los últimos años, con cuatro millones de televidentes.

Zomegnan tiene razones para pensar que el Giro tendrá este año mejor participación que el Tour, ya que en Italia han competido los últimos ganadores de las tres grandes rondas: Contador (Tour), Danilo di Luca (Giro) y Denis Menchov (Vuelta), además del campeón mundial y olímpico, Paolo Bettini.

Reclutado del cobijo de una sombrilla playera para competir en la corsa rosa, Contador, sin necesidad de ganar una sola etapa, terminó imponiéndose con holgura a todos los italianos, que habían dominado a su antojo su carrera desde el triunfo del ruso Pavel Tonkov en 1996.

Los aficionados italianos añoran a Marco Pantani, cuatro años después de su muerte, y así lo manifestaron durante el Giro al dedicarle más pancartas, incluso, que a los corredores actuales. Pantani fue el último italiano que ganó el Tour, ya hace diez años, y desde entonces no se atisba un sucesor claro, si bien antes de la victoria del Pirata el ciclismo transalpino había estado 33 años ayuno de triunfos en la ronda gala, desde que Felice Gimondi la conquistó en 1965.

  • 1