Local

Contadores a cero

Acaba de encuestar un diario nacional a sus lectores para conocer la puntuación que le dan a los nuevos ministros y parece que obtienen mejor resultado los nuevos que los antiguos. Cosas de la política: siendo los recién llegados nuevos en la plaza resultan más...

el 16 sep 2009 / 01:16 h.

Acaba de encuestar un diario nacional a sus lectores para conocer la puntuación que le dan a los nuevos ministros y parece que obtienen mejor resultado los nuevos que los antiguos. Cosas de la política: siendo los recién llegados nuevos en la plaza resultan más conocidos que los que llevan todo un año. Han vuelto a barajar y no se sabe si González-Sinde es Beatriz Corredor, o si Cristina Corbacho es Celestino Garmendia, porque las carteras están nuevas, sin desgaste, con el apresto que tienen las cosas nuevas.

Los presidentes tienen la potestad de pedir cambio de cartas a mitad de la partida para coger nuevas cartas, pero el descarte es un melón sin calar y aunque se pone el contador a cero, el problema es que desde el cero de hace un año al cero de ahora los hay que apenas han sumado el punto de asistencia a clase que se concede por los Consejos de Ministros.

La partida de cartas nacional se traduce en Andalucía en un cambio de jugador, porque Chaves estaba seguro de dos cosas: que no ocuparía San Telmo y que no perdería ante Arenas. Una oportuna sustitución le evita el estrecho marcaje en el campo y sale un refresco ante el que el Partido Popular tendrá que estar atento.

José Antonio Griñán es del mismo equipo, del mismo partido, continuador de la misma política que su antecesor en la Junta, pero al mismo tiempo está fresco y, con fama de buen gestor, parece corredor de fondo, con etapas bien corridas como consejero de Sanidad, ministro de Trabajo y Vicepresidente andaluz. Arrastra ahora los mismos lastres de 30 años del viejo socialismo andaluz, pero habrá que saber si está dispuesto a despojarse de ellos o tendrá que someterse a los dictados de un partido que no controla.

La cintura de su marcador es conocida y Arenas no tardará en adaptarse a esta nueva situación, pero sin duda tendrá que seguir empleándose a fondo: vigilar las actitudes, adelantarse a las jugadas y adaptar los mensajes para seguir manteniendo la progresión que auguran las encuestas. Pero sin olvidar que, aunque sea por un momento, ahora los contadores están a cero.

Consultor de comunicación

isidro@cuberos.com

  • 1