viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Deportes

«Contar con Diego Capel hace que seamos envidiados por el resto»

Jiménez, crecido tras el triunfo de Copa del Rey ante el Athletic de Joaquín Caparrós, señaló que asumir el rol de favorito "no sería positivo para nosotros y daría ventaja al Betis", ya que, argumentó, "permitiría jugar al rival sin presión".

el 15 sep 2009 / 22:16 h.

Jiménez, crecido tras el triunfo de Copa del Rey ante el Athletic de Joaquín Caparrós, señaló que asumir el rol de favorito "no sería positivo para nosotros y daría ventaja al Betis", ya que, argumentó, "permitiría jugar al rival sin presión". Según su discurso, el plantel de Paco Chaparro "tendría que estar peleando, como mínimo, por la zona de la UEFA gracias a su excelente trabajo y a la calidad de sus jugadores, pero no han traducido la dedicación en puntos".

Uno de los aspectos que más inquieta al máximo responsable del conjunto blanquirrojo es el exceso de confianza por la diferencia de puntos entre ambos planteles. "Estar en varias competiciones y verte por encima en la clasificación no te pueden hacer levantar el pie o entrar en una fase de relax", ya que, opinó, "sería realmente peligroso para la consecución de nuestros intereses". "Ante el Athletic hicimos un gran esfuerzo y hay jugadores que han entrenado con molestias, pero estoy más que seguro de que vamos a darlo todo para poder ganar el partido", indicó. Además, el arahalense explicó que en la última sesión de la semana, celebrada ayer a puerta cerrada en la Ciudad Deportiva, "tratamos de recuperar a la gente para que lleguen todos en las mejores condiciones posibles".

Regresos. Precisamente, el alta de algunos de los miembros de la enfermería sevillista es sinónimo de alegría para un Jiménez que valoró "la recuperación que están teniendo jugadores de la talla de Maresca o Crespo". El once inicial que empleará en el derbi "es una sorpresa". "Hemos podido probar varias combinaciones en ataque y después de mucho tiempo, el entrenador rival no sabrá hasta el comienzo del partido qué delanteros van a jugar", auguró. "Podemos poner a Kanouté y Renato, Renato y Acosta o Acosta y Kanouté", recalcó.

"Quizás me vuelvo loco como en la primera vuelta y saco un equipo que nadie se espera", comentó en tono jocoso. "Después de cuatro meses hay dudas reales sobre quién puede jugar en una posición determinada", ensalzó. "Vamos a intentar por todos los medios que la alineación del Sevilla sea una sorpresa y que Chaparro vea algo que no sea previsible para él", añadió antes de matizar que, sin embargo, "salgan quienes salgan vamos a ir por el partido desde el minuto uno porque la victoria ante el Athletic, pese a no sumar en Liga, nos ha dado muchísima moral".

Simulaciones. Uno de los temas que adquirió un protagonismo capital fueron las declaraciones del técnico del Betis, Paco Chaparro. El trianero señaló en rueda de prensa que "me preocupan un poco las simulaciones y las caídas excesivas". Jiménez comentó en su discurso que "no he oído sus argumentos, pero tendré que decirle que hace muy bien al jugar sus bazas antes del partido". "Con ese mensaje pretende influir un poco en las decisiones del árbitro", aventuró el arahalense. "Si teme los piscinazos, muy bien, pero nosotros tenemos jugadores muy rápidos y no buscan tirarse", apostilló en referencia al discurso de su homólogo verdiblanco.

Además, Jiménez señaló que "contar con Diego Capel hace que seamos envidiados por el resto". "Espero que no saquen una tarjeta tan rápida como la que le sacaron a un jugador del Getafe por una simulación de Mark González", criticó. Precisamente, el primer responsable del conjunto nervionense apuntó que "Capel también simuló en Gijón, ¿no?". "Canella hizo una entrada de roja y de denuncia, pero nosotros no le denunciamos, así que de piscinazo nada", continuó. Sin embargo, elogió en público la actitud del defensa asturiano del Sporting, que telefoneó al propio Capel para conocer el estado del almeriense. "Eso le honra como persona y como jugador profesional de fútbol", ensalzó.

Oliveira. Uno de los últimos temas a los que se refirió Jiménez es el de Ricardo Oliveira, principal esperanza del ataque verdiblanco en el Sánchez Pizjuán. "Es un jugador con muy buenas condiciones, de eso no cabe la menor duda, pero nunca fue una opción real para nosotros", subrayó. "Y no lo fue no porque no tuviese cualidades para ello, sino que no íbamos a fichar a nadie teniendo en la plantilla a Kanouté, Chevantón, Koné, Acosta y Luis Fabiano", aclaró.

En el final de su alocución, la afición asumió el máximo protagonismo. Jiménez lanzó un mensaje de cordialidad a las hinchadas, que, a su juicio, "deberán disfrutar en paz y armonía porque es una fiesta". "En la grada deberá verse mucho colorido, ambiente y ánimos, que es lo único que queremos que haya los que estaremos en el campo", reseñó antes de criticar de forma directa a los violentos. "El que quiera armarla que se quede en su casa dándose cabezazos contra la pared durante un buen rato", concluyó con vehemencia.

  • 1