domingo, 21 abril 2019
14:46
, última actualización
Economía

Contenemar pone en riesgo el futuro de los astilleros

La empresa balear, socio minoritario, se opone a la hoja de ruta

el 17 dic 2009 / 23:39 h.

La actividad podría tardar algo más en llegar a la factoría naval de Sevilla.

El futuro del astillero sevillano vuelve a oscurecerse, al menos, de manera temporal. El consejo de administración de la sociedad Astilleros de Sevilla, controlada en un 80% por Astilleros de Huelva y en un 20% por la empresa Contenemar, ésta última actualmente en suspensión de pagos, se reunió ayer para analizar si aprobaba seguir adelante con la hoja de ruta propuesta por la Junta de Andalucía para garantizar la viabilidad tanto de la factoría hispalense como de la planta del armador en Huelva.

La reunión, que se prolongó durante varias horas, se saldó con cuatro votos a favor de firmar ese plan diseñado por la Administración y un voto en contra, el del representante en el consejo de Contenemar. La empresa, actualmente en concurso de acreedores, justificó el sentido de su voto precisamente en esa situación, ya que, tras consultar a los administradores concursales, éstos anteponen la salvaguarda del 20% del capital social, al ser uno de los activos de la empresa en suspensión de pagos. De lo contrario, advierte el consejero, la administración concursal podría tomar medidas para anular esa postura.

Sin embargo, no es ése el punto más llamativo del acta del consejo de administración. El representante de Contenemar hace referencia en su argumentación para defender el no a "la existencia de un Pacto de Socios", suscrito con fecha de febrero de 2006 -previa a la compra del astillero sevillano-, en el que se incluye un artículo, el 8.2.1, que reza lo siguiente: "Los acuerdos relativos a asuntos considerados materias reservadas exigirán el voto favorable de socios que representen más del 80% de las acciones que integran el capital".

Dicho de otra manera, cualquier decisión como la que se debate, de aceptar el plan de viabilidad diseñado por la Agencia IDEA, debe contar con un respaldo del capital que supera el accionariado que detenta Astilleros de Huelva y que se eleva al 80%.

Prosigue la explicación del grupo balear Contenemar aduciendo que, por tanto, habría que convocar junta general de accionistas -con la nueva demora que eso conllevaría-, pero advirtiendo además de que "hace reserva expresa de acciones en exigencia de responsabilidades para el supuesto de que, como consecuencia de la suscripción del acuerdo y [...] de la designación por la Agencia IDEA del apoderado, se cause perjuicio a la sociedad".

Por su parte, fuentes de IDEA, entidad adscrita a la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, confirmaron que el consejo de administración de Astilleros de Sevilla comunicó en la tarde noche de ayer la aprobación de la firma de la hoja de ruta, si bien precisaron que el documento aportado a su director general, Jacinto Cañete, introduce "una salvedad" que tendrá que ser estudiada detenidamente por los servicios jurídicos de la Administración, como paso previo e ineludible para continuar con el proceso y rubricar ese documento.

Y es que toca analizar con detalle si ese Pacto de Socios firmado en 2006 -cuando se constituyó la sociedad conjunta entre Astilleros de Huelva y Contenemar para comprar el astillero sevillano en el proceso de privatización- puede provocar en un futuro inmediato que esa hoja de ruta que marca el plan de viabilidad quede sin validez y se traduzca en más tiempo perdido.

  • 1