Local

Continúa el caos aéreo en Europa debido a la nieve

Los aeropuertos de París, Bruselas y Reino Unido siguen prácticamente paralizados y hay numerosas cancelaciones de vuelos. 

el 21 dic 2010 / 09:51 h.

TAGS:

La escasez de anticongelante mantiene las cancelaciones de vuelos en el aeropuerto de Bruselas durante la mañana de hoy, aunque la compañía gestora ha decidido racionar sus reservas de dicho líquido, lo que ha permitido el despegue de ciertos vuelos.

El aeropuerto de la capital belga suspendió ayer todas las salidas previstas a partir de las 14 horas (13 horas GMT), tras constatar que no contaba con suficiente líquido anticongelante, empleado para evitar la formación de hielo en los alerones y la cola de las aeronaves.

A pesar de que la compañía gestora anunció inicialmente que esta medida se mantendría hasta la medianoche de hoy, cuando prevé recibir más remesas de anticongelante, el racionamiento de las reservas de las que disponía permiten que desde primera hora de esta mañana hayan salido algunos vuelos.

Las cancelaciones afectan sobre todo a los vuelos de larga distancia, como los transatlánticos, así como a los destinados a Alemania y otros países del centro, el norte y el este de europa, según informa en su página web.

Los vuelos hacia Tenerife, Barcelona y Lisboa previstos para esta mañana han despegado, mientras que otro con destino hacia Madrid ha sido cancelado.

El aeropuerto invita a los pasajeros a consultar regularmente su página web para informarse sobre la situación de su vuelo.

Varias empresas de reparto de material aeronáutico, como Flightcare o DHL, afirman contar con suficiente anticongelante para garantizar los despegues desde todos los aeropuertos belgas, según recoge la prensa, que también denuncia que a comienzos de mes algunos especialistas habían advertido de la previsible carestía de dicho líquido.

En el aeropuerto de Charleroi, del que parten aerolíneas de bajo coste como Ryanair o Jetairfly, el tráfico aéreo funciona con normalidad, a excepción de algunos retrasos provocados por la situación meteorológica.

PROBLEMAS EN EL REINO UNIDO

También el Reino Unido está sufriendo los problemas por la nieve y las bajas temperaturas, que siguen alterando la red de transporte, principalmente en los aeropuertos, que se han visto obligados a cancelar y retrasar vuelos.

El aeródromo más afectado es el de Heathrow, donde numerosas personas han vuelto a pasar la noche tras ver anulados sus vuelos, mientras que el de Gatwick (al sur de Londres) permaneció cerrado esta madrugada y empezó a operar esta mañana a las 06.00 GMT.

La aerolínea British Airways (BA) informó hoy de que habrá trastornos importantes desde y hacia Heathrow por el cierre de la segunda pista de este aeropuerto, el principal de Europa. "Debido a que la segunda pista del aeropuerto no está disponible por el continuo mal tiempo, hemos hecho un significativo número de cancelaciones, especialmente en los (vuelos) de corta distancia", señaló hoy la compañía en un comunicado. "Lamentamos mucho este inconveniente. Nuestro personal hace todo lo que puede para ayudar", agregó.

Según informó Gatwick, los pasajeros afrontan una nueva jornada de alteración en sus vuelos, con retrasos y cancelaciones.

Las autoridades de este aeropuerto han pedido a los pasajeros que se pongan en contacto con sus aerolíneas para conocer la situación de sus vuelos antes de dirigirse hasta la terminal aérea. Gatwick tiene programadas para hoy 600 operaciones y calcula que unos 100.000 pasajeros pasarán por sus instalaciones.

Cientos de miles de británicos debían haber salido en los últimos días al extranjero, según la asociación de viajes Abta, que calcula en cuatro millones los ciudadanos de este país que quieren pasar las Navidades fuera.

En el caso del Eurostar, el tren que une Londres con París y Bruselas, los servicios son limitados a causa de las nevadas. "Pedimos a los pasajeros con reservas para desplazarse antes de la Navidad que devuelvan (el billete) o lo cambien sin recargo, si su viaje no es esencial", indicó la compañía.

Las filas de pasajeros que quieren subir al Eurostar desde la estación londinense de St Pancras ya eran largas a primera hora de hoy, después de que las esperas de ayer fuesen de hasta ocho horas.

La nieve ha causado un auténtico caos en los distintos medios de transporte, incluidos los ferroviarios y por carretera, lo que ha creado problemas para miles de personas que por estas fechas viaja en automóvil para visitar a sus familias. En algunas zonas de Inglaterra los servicios ferroviarios debieron cancelarse.

Los responsables de la red de carreteras han advertido a los automovilistas que utilicen sus automóviles sólo si es absolutamente necesario después de que muchos de ellos desoyesen anteriores mensajes en ese sentido y se viesen atrapados en la red vial.

El Servicio Meteorológico ha informado de que se esperan más nevadas en Gales, Irlanda del Norte y norte de Escocia. Las temperaturas más bajas de la pasada noche fueron de 17 grados bajo cero en Irlanda del Norte y noroeste de Inglaterra.

4.000 PERSONAS PASAN LA NOCHE EN LOS AEROPUERTOS DE PARÍS

Unas 4.000 personas tuvieron que dormir la noche pasada en los dos aeropuertos de París y en varias estaciones de ferrocarril de la ciudad por la imposibilidad de tomar los aviones o los trenes a causa del temporal de nieve en Europa.

La ministra francesa de Ecología, Nathalie Kociusko Morizet, explicó en una entrevista a la emisora de radio 'France Info' que unos 3.000 pasajeros habían tenido que pasar la noche en las terminales del aeropuerto de Roissy Charles de Gaulle, 400 en Orly y varios cientos más en las estaciones de tren de la capital.

Kociusko Morizet admitió que los problemas en Charles de Gaulle y en Orly no podrán resolverse por completo en las próximas horas aunque ya no haya nieve debido a los retrasos y anulaciones causados por las perturbaciones en otros aeropuertos europeos, en particular los británicos y alemanes.

Además, cuando no llegan aviones de otros aeropuertos, no se puede despegar desde París, explicó la ministra. En cualquier caso, indicó que las compañías aéreas deben mejorar la información.

La compañía Air France señaló, por su parte, que espera una mejora durante el día.

Ayer, a causa de la nevada caída en País y por la falta de conexiones con otros aeropuertos europeos, en Charles de Gaulle y Orly se anularon el 30% de las conexiones previstas.

Los servicios meteorológicos anunciaban hoy el paso de un nuevo frente por Francia que llega por la costa atlántica, pero en este caso traerá lluvia y no nieve -salvo en las montañas-, pero un nuevo episodio de nevadas, en particular al noroeste del país, se podría repetir el próximo jueves.

 

 

  • 1