Local

Continúan las protestas por el aumento de la gasolina en Bolivia

el 31 dic 2010 / 20:28 h.

TAGS:

 Las protestas por el aumento de más del 80 por ciento en los precios de los combustibles continuaron este jueves en varios puntos de Bolivia, a pesar del paquete de medidas anunciadas por el presidente Evo Morales, entre las que se incluye un aumento del salario mínimo del 20 por ciento.

En La Paz cientos de personas marcharon en contra del decreto 748 --conocido popularmente como el 'gasolinazo'-- lideradas por organizaciones civiles que rompieron sus contactos con el Gobierno una vez que se anunció el incremento de la gasolina y el diésel, por primera vez en un década.

La marcha estuvo acompañada de cierres y bloqueos de calles y avenidas, generando cierto caos en algunas zonas. Los comerciantes también se sumaron a estas acciones protestando en algunas calles y expresando su apoyo a los sindicatos de transporte.

En otras ciudades de Bolivia, como El Alto, los medios locales informaron de algunos conatos de enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad que fueron desplegadas para evitar hechos de violencia.

Miles de personas, entre ellas dirigentes cívicos y cocaleros, cerraron este jueves la carretera que comunica los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz, éste último uno de los más ricos del país.

Las manifestaciones han cogido fuerza en la provincia de El Chapare, en Cochabamba, donde Morales comenzó con su labor sindicar. En esa región unos 2.000 cocaleros y 8.000 miembros del movimiento cívico han salido a las calles para rechazar el decreto 748, informaron medios locales.

Morales anunció este miércoles una subida del 20 por ciento para los salarios mínimos y las nóminas de cuatro colectivos que considera claves para el desarrollo del país --policías, militares, profesores y personal sanitario--, con el objetivo de compensar el aumento de hasta un 83 por ciento del precio de los combustibles.

Esta medida, que entrará en vigor en el mes de enero, permitirá a los trabajadores beneficiados por la misma obtener 678 bolivianos más (unos 73 euros) cada mes que se sumarán a los 665 bolivianos (94 euros) que constituyen el salario mínimo en este país.

Pero la subida de los salarios no complació a los gremios que todavía insisten en denunciar los efectos que tendrá la subida de los combustibles. La Central Obrera Boliviana (COB) reiteró su exigencia a Morales de derogar de manera inmediata el decreto 748, que nivela los precios de gasolinas y diésel con respecto a los de los países vecinos.

El ministro de Gobierno, Sacha Llorentty, descartó que exista en Bolivia un "clima de convulsión" y desmintió las versiones de algunos medios locales que informaron de disturbios y enfrentamientos en algunas ciudades.

Según el ministro, en ciudades como Cobija, Santa Cruz, Beni y Sucre "las actividades son prácticamente normales", aunque reconoció que en Cochabamba se instaló "un punto de bloqueo del transporte pesado, pero en general la situación en las ciudades es perfectamente normal dadas las circunstancias".

  • 1