Local

Contra el Mayo francés

Ante la ausencia de la batalla de ideas que, tras el fracaso del 9-M, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha pedido en varias ocasiones a Rajoy, el PP madrileño, el que ella dirige, sigue por vía propia afirmándose en la vertiente "liberal" que gusta a Aguirre usar para definirse ideológicamente.

el 15 sep 2009 / 04:23 h.

TAGS:

Ante la ausencia de la batalla de ideas que, tras el fracaso del 9-M, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido en varias ocasiones a Rajoy, el PP madrileño, el que ella dirige, sigue por vía propia afirmándose en la vertiente "liberal" que gusta a Aguirre usar para definirse ideológicamente.

Según publicó la edición digital de El País, los populares madrileños han difundido entre sus dirigentes un argumentario elaborado con motivo del 40 aniversario del "espíritu de Mayo del 68": "Aún quedan en nuestros días seguidores de las ideas funestas, hipócritas y fracasadas que las inspiraron", dice el escrito.

Durante ese mes de primavera, estudiantes y obreros franceses, tras el pistoletazo de las protestas en la Universidad de Nanterre (Francia), abanderaron la contestación contra el Gobierno con protestas y enfrentamientos que obligaron a la intervención de las fuerzas de seguridad y el cierre de las universidades.

Esos estudiantes y jóvenes descontentos protestaron no sólo contra sus propios gobiernos, sino también contra la dictadura comunista de la Unión Soviética, la primavera en la que el Ejército Rojo aplastaba el intento aperturista de Praga.

El argumentario, un instrumento que utilizan con mucha frecuencia los partidos políticos para unificar ideas y respuestas a los temas de actualidad, tilda a los responsables de aquellas protestas como "estudiantes acomodados" que aún hoy, "desactualizados y trasnochados", están en el "poder político". El texto hace recaer en "aquella ceremonia de la confusión y la ignorancia" los "tradicionales errores izquierdistas". Errores que, el argumentario popular, identifica no sin ligereza con "políticas educativas del buen rollete", "la condescendencia con el consumo de drogas y la tolerancia hacia la violencia cuando proviene de 'colectivos izquierdistas".

Un poco más lejos, el argumentario afirma que la izquierda española actual sigue atada a aquel espíritu: "Nuestros progres no se han renovado y siguen anhelando la comuna y el kibutz". "Cualquier día les fichan para confeccionar el programa del PSOE", dice el texto.

  • 1