Economía

Contsa admite que no podrá devolver el dinero íntegro hasta dentro de 5 años

Más de un millar de personas -entre acreedores, inversores, clientes, proveedores y abogados- vinculados al grupo sevillano Contsa, en situación de suspensión de pagos, acudieron a oír las explicaciones de su presidente quien les prometió que tendrán su dinero en cinco años. Foto: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 01:04 h.

Más de un millar de personas -entre acreedores, inversores, clientes, proveedores y abogados- vinculados al grupo sevillano Contsa, en situación de suspensión de pagos, acudieron ayer a oír las explicaciones de su presidente, José Salas Burzón, quien les prometió que tendrán su dinero en cinco años.

Pasadas las nueve de la noche, el presidente de Contsa, José Salas Burzón, comparecía ante los medios para dar cuenta de la reunión que un par de horas antes iniciaba ante un auditorio de 1.300 personas -distribuidas en tres salas, dos de ellas con pantallas para seguir las explicaciones- entre inversores, accionistas, acreedores y abogados. Y, como en todo, dos percepciones distintas de una misma realidad. Para Salas Burzón, una reunión "fantástica" en la que recibió el apoyo masivo de los presentes (con aplausos incluidos interrumpiendo su alocución) y, de otra, la de los inversores -y sus abogados- a los que no les termina de convencer el plan propuesto. "Se han dicho muchas barbaridades", resumieron.

¿Pero cuál es la propuesta lanzada por Salas Burzón para tranquilizar a los afectados? En primer lugar, aseguró que a día de hoy "hay patrimonio para devolver el 100% del capital" a los ahorradores, que se elevan a 1.200, y que suman una deuda pendiente de en torno a los 55 millones de euros, confirmó ayer Burzón. Sin embargo, consideró que no es momento de vender por la situación que atraviesa el mercado inmobiliario, así que apostó por devolver el 100% de las inversiones en un plazo máximo de cinco años, de manera que antes del primero se reembolse el 10% del capital, el segundo año el 15%, el tercero un 20%, el cuarto un 25% y en el último ejercicio, el 30% restante.

No obstante, este plan está a expensas de los administradores judiciales tras la autorización por parte del juzgado de lo Mercantil del concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos), presentado por Contsa. Así pues, serán estos gestores quienes decidan los pasos a seguir.

Pero he aquí otra clave. El juzgado ha nombrado a un economista y a un abogado como administradores judiciales, pero habrá un tercero que será elegido por los acreedores. José Salas Burzón instó a los inversores a seguir confiando en él para que lo nombren administrador. Para ello durante el próximo mes llamará uno a uno a los ahorradores para que firmen una carta solicitando su designación. Según dijo "el 90% está de acuerdo con que sea yo". Justificó esta actitud ya que "la única solución posible para recuperar el dinero es con la venta de patrimonio". ¿Y quién mejor que yo para venderlo?, insinuó ayer, al añadir que "me considero un experto en el tema mientras los otros dos administradores no lo son".

Pero hay más. Ayer se conoció que la solicitud de un concurso voluntario de acreedores vino forzada porque un cliente, "que no atendía a razones", solicitó judicialmente un concurso necesario de acreedores. "Pedimos el voluntario para blindar el patrimonio".

Mientras Salas Burzón -que se hizo acompañar de guardaespaldas, por lo que pudiera pasar- intentaba convencer al auditorio de que denunciar "sólo va a retrasar" que recuperen su dinero, algunos afectados revelaron el descontento de quienes habían invertido dinero 'B', "porque ya lo dan por perdido". Según explicaron ayer, el presidente de Contsa se comprometió sólo a devolver la cantidad invertida en dinero 'A'.

  • 1