Local

Cooperación directa con La Habana

El Ayuntamiento ha dado un vuelco en los últimos meses a su estrategia de cooperación internacional, lo que ha provocado las críticas del PP al nuevo modelo de trabajo. La apuesta ahora es reforzar la denominada cooperación directa, la que se realiza entre administraciones sin la mediación de las ONG. Cuba es el principal beneficiario.

el 15 sep 2009 / 22:18 h.

TAGS:

El Ayuntamiento ha dado un vuelco en los últimos meses a su estrategia de cooperación internacional, lo que ha provocado las críticas del PP al nuevo modelo de trabajo. La apuesta ahora es reforzar la denominada cooperación directa, la que se realiza entre administraciones sin la mediación de las ONG. Cuba es el principal beneficiario.

Esta cooperación se ejecuta a través de la Fundación de Sevilla, donde IU tiene más peso para definir el destino de las subvenciones. La primera gran batería de proyectos ejecutados por esta vía se aprobó en diciembre, en una junta de Gobierno que ha sido censurada públicamente por el PP. Son 990.000 euros en distintas iniciativas, la mitad de ellos con Cuba como último destino. Estas actuaciones no se han empezado a ejecutar, ya que el dinero debe aún transferirse desde las arcas municipales a la fundación, según subraya la Fundación De Sevilla, que responde así a las sospechas difundidas desde la oposición sobre el uso que se ha dado a los fondos.

Esta vía (que no supone la desaparición de la cooperación a través de ONG, que en 2008 se llevó más de dos millones de euros) permite al Consistorio (IU, en este caso) determinar el destino del dinero. En qué países se invierte. Aquí está el trasfondo político, que no ocultan ni siquiera en IU. La prioridad en este caso es Cuba. Se lleva 534.845 euros para iniciativas como la compra de un horno incinerador, de equipos informáticos, la protección de la población ante el mosquito (que en La Habana provoca fuertes epidemias) o la rehabilitación de un edificio del casco histórico.

La cifra choca mucho con el actual reparto de fondos de cooperación internacional del Ayuntamiento, pero no tanto con la distribución que se hacía en los 90. Según la memoria del área de Cooperación Internacional aprobada en 2007, entre 1995 y 1999, el Gobierno cubano recibió 1,8 millones de euros en proyectos. En el siglo XXI las ayudas se detuvieron. Durante siete años ninguna ONG recibió dinero para la isla caribeña. El nuevo modelo de cooperación ha permitido a IU apuntar hacia donde considera más oportuno, sin tener que entrar a valorar las iniciativas que se presenten a través de un concurso.

En el caso de Nicaragua, ha recibido periódicamente ayudas del Ayuntamiento para proyectos de ONG. Entre 2004 y 2006 se destinaron al Estado sandinista 342.623 euros. En este ejercicio, por vía de la cooperación directa con un convenio firmado con el Instituto de la Juventud, se han transferido 217.760. En este tipo de cooperación, el destino de los fondos lo elige IU, representada en la fundación por Miguel López Adán. No hay mediación de ONG ( de ahí que sea una vía que no gusta en este sector) y se depende más de los gobiernos de los países en vías de desarrollo, que son los que tienen que elegir en qué se gasta el dinero y cuáles son sus necesidades.

A partir de este punto, explican desde la Fundación De Sevilla, es el propio Ayuntamiento el que ejecuta los proyectos. Contrata las obras o adquiere los materiales necesarios. Hay, eso sí, mecanismos de control. Los gastos, explica IU, están sometidos a un informe de fiscalización que debe elaborar la firma Deloitte; además hay un convenio firmado con la Universidad de Sevilla para que realice una auditoría y un plan de seguimiento de la ejecución de estas iniciativas y se somete a todos los trámites legales internos del Consistorio.

Los pagos se fraccionan. Primero, un 75% como adelanto y luego un 25% a la finalización de la obra. Desde IU aseguran que aún no se ha realizado ninguna transferencias, lo que, según la federación, explica que no están listos los citados informes de seguimiento.

Esta línea de trabajo sí permite al Ayuntamiento reorientar el destino de los fondos a los países que IU sitúa como prioridades. Un ejemplo: no hay rastro en estas subvenciones de Perú, Guatemala, Bolivia o Ecuador (sí de Colombia, otro de los países a los que se suelen destinar proyectos) que son, sin embargo, las que han centrado las ayudas a ONG del Consistorio en los últimos ejercicios. Sólo en 2007 Perú se llevó el 50% de las subvenciones concedidas.

  • 1