Local

Coqueteos con el reverso tenebroso

La serie animada que cuenta las guerras clon se estrena con brillantez de la mano de Activision y Traveler’s tales.

el 24 mar 2011 / 17:01 h.

TAGS:

Una guerra entre hermanos, el recurso final del corrupto senador Palpatine para hacerse con el control de la Galaxia, acabar con la serenamente contestataria Orden Jedi y dominar bajo el yugo del Imperio Galáctico a todo aquel que no quiera someterse a los designios de los oscuros caballeros Sith y sus arcanas artes.

La idea es todavía la misma, y no ha perdido un ápice de la efectividad que convirtió en clásico a La Guerra de las Galaxias en 1977: la épica lucha del bien contra el mal. Tras haber hecho un repaso a la saga creada por George Lucas (Lego Star Wars y Lego Star Wars II: The Original Trilogy), los chicos de Traveler’s Tales buscaron nueva inspiración en la serie animada del canal televisivo Cartoon Network, en la que se narra lo acontecido entre los Episodios dos y tres de esta ópera espacial: las infaustas Guerras Clon que tristemente rememoraba Obi Wan Kenobi en la primera de las películas de la gran epopeya galáctica.

La trama se centra en las andanzas de Obi Wan, Anakin Skywalker, su padawan Ahsoka y los caballeros Jedi. Como no podía ser de otro modo, la historia está inevitablemente impregnada del irreverente y políticamente incorrecto sentido del humor que caracteriza a todos los juegos de la serie Lego, algo que es de agradecer. También hereda la estructura narrativa por capítulos aunque, ante las evidentes diferencias de medio, con cambios que benefician la progresión de la historia a pesar de que, en principio, alguna de las 20 misiones o 40 niveles adicionales pueden hacerse cortos, lo que no indica que les falte intensidad. Un ejemplo de esto son las nuevas batallas a gran escala con multitud de participantes, vehículos espaciales o terrestres y enormes jefes finales que se han añadido.

Uno de los puntos más potenciados en esta entrega es la posibilidad del juego cooperativo a pantalla dividida; la novedad principal de este modo es el factor dinámico de esta división ya que la cámara sigue los pasos de cada jugador para ajustar y situar el punto de vista, que puede ser el habitual vertical o pasar a horizontal con enorme fluidez. Destaca sobre todo en momentos de resolución de rompecabezas en los que cada jugador debe ir en direcciones distintas para trabajar en equipo. Aún así, puede resultar algo confuso hasta acostumbrarse a ello. Con todo, siendo como es una modalidad muy divertida, no se comprende como aún no se ha establecido la posibilidad de jugarla en línea.

El título ha experimentado una suave evolución técnica y visual. El estilo es el ya conocido geométrico marcado por Lego pero con animaciones mejoradas, con las posibilidades que esto ofrece a cada personaje, para los que se ha creado una gran variedad de movimientos nuevos, con el uso de La Fuerza como estrella para, por ejemplo, capturar a los enemigos y arrojarlos bien lejos a voluntad.

La extensa galería de personajes míticos, entre los que se cuentan Han Solo, la Princesa Leia, Darth Sidious o Boba Fett , es uno de los atractivos del juego. Aparte de los básicos, hay piezas dispersas por los escenarios de las misiones que, al ser recopiladas, permiten construir y desbloquear nuevos protagonistas; con ello se nos da un aliciente para rejugar más allá de la mera resolución de los objetivos principales.

El juego destaca por su ácido humor y por ofrecer buen entretenimiento con una complejidad contenida que, a veces, es muy desafiante. La ausencia endémica de una modalidad multijugador online le hace perder algún punto, pero deja muy claro que La Fuerza estará con él siempre...

  • 1