Cultura

'Corazón de napalm', de Clara Usón, premio Biblioteca Breve

"Ya es hora de que nos atrevamos a narrar nuestro tiempo". Así celebró ayer el jurado la concesión del Premio Biblioteca Breve 2009, que recayó en la escritora catalana Clara Usón por Corazón de napalm.

el 15 sep 2009 / 22:24 h.

"Ya es hora de que nos atrevamos a narrar nuestro tiempo". Así celebró ayer el jurado la concesión del Premio Biblioteca Breve 2009, que recayó en la escritora catalana Clara Usón (Barcelona, 1961) por Corazón de napalm, un drama contemporáneo que regresa a los 80 y a una generación irresponsable "que sólo quería divertirse y un día descubre que se ha terminado el baile".

Le tocó a Clara Usón celebrar la concesión del Biblioteca Breve en medio de un auditorio excepcional. Junto a los miembros del jurado -Juan José Millás, Manuel Longares, Ángeles Caso, Pere Gimferrer y la editora de Seix Barral, Elena Ramírez-, la sala de prensa del Museo Nacional de Cataluña reunió ayer a las más altas personalidades de nuestra literatura -valgan Juan Marsé, José Manuel Caballero Bonald y Eduardo Mendoza como ejemplo- junto con las plumas más activas de Seix Barral -y aquí entran nombres de la cantera, como Ricardo Menéndez Salmón, Isaac Rosa, Martínez de Pisón...-. La expectación, pues, no hacía prever que el Biblioteca Breve fuera a parar ayer a una escritora de reducido público y apenas baqueteada en los medios de comunicación. Sin embargo, según comenzó a disparar Ángeles Caso en el acto de presentación, la elección de Clara Usón ha respondido "a su atrevimiento de contar una historia tan contemporánea de una forma que nunca antes había sido abordada. Esos niños de los 80, hijos de padres jóvenes, con vidas poco convencionales, acosados por las drogas, a los que les tocó convertirse ellos en padres de sus propios padres".

Corazón de Napalm narra, pues, la historia de Fede, un niño que acaba de cumplir 13 años. "Ejerce de matón, le gusta asustar a sus compañeros y logra que lo echen de todos los colegios", le definió la autora. Con estos antecedentes, no resulta complicado imaginar que el chico se escapa de la casa de su padre y su madrastra, en busca de su madre, de la que no sabe nada desde hace un año y dispuesto a vivir intensamente, emulando a su héroe Sid Vicious (el bajista de los Sex Pistols, de quien Clara Usón ha tomado prestada para el título de la novela el verso de una de sus canciones).

"Es la conmovedora historia de amor de un niño por su madre, una novela contemporánea con raíces clásicas, un Edipo de nuestro tiempo sapicado con pequeñas dosis de comedia de enredo", según explicó la editora Elena Ramírez.

Asimismo, Corazón de napalm contiene una historia paralela, "Se trata de dos relatos cuyos capítulos se alternan y podríamos decir que el primero es una historia de iniciación, mientras que el segundo, lo es de 'desiniciación'. Uno mira hacia el futuro y el otro hacia el pasado", señaló Juan José Millás como uno de los "grandes hallazgos de esta curiosa, extraña y estupenda novela".

  • 1