Local

Corbacho rectifica sobre el dato de fraude

El ministro reconoce que las cifras de economía sumergida por las que fue criticado no tienen base

el 15 ene 2010 / 21:33 h.

TAGS:

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se ha llevado esta semana más de un tirón de orejas por sus declaraciones sobre la economía sumergida -que cifraba entre el 16% y el 20% del PIB español-, en concreto por parte de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, y por el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

Así, Corbacho se vio ayer obligado a dar un paso atrás en sus declaraciones y reconoció que los datos sobre economía sumergida que ha aportado no tienen base científica sino que están recogidos de estimaciones de organizaciones internacionales. Además, aseguró que entre Salgado y él existe una "buena relación profesional y una magnífica relación" entre los departamentos que dirigen ambos, así como una plena coincidencia en los objetivos de Gobierno.

Asimismo, explicó que esos datos "no tienen una base científica y no forman parte de ningún banco del Gobierno" sino que son estimaciones que organizaciones como la OIT o el Deustche Bank han hecho y que "cada uno le tiene que dar el valor que considere, en el valor de la estimación y nunca en el valor del rigor científico". Corbacho precisó que ni mantiene ni desmiente sus informaciones pero reconoció que por el hecho de ser sumergido "no se puede medir".

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, descartó ayer que existan "contradicciones" en el Gobierno sobre la actividad de la economía sumergida y señaló "que no es momento de detenernos en estimaciones ni debates".

Así, afirmó que todo el Ejecutivo trabaja "en la misma línea" para combatir el fraude y favorecer la recuperación económica.

De esta forma, De la Vega aludió a las declaraciones del ministro de Trabajo y a la puntualización que le hizo Salgado, al señalar que "no son datos", así como a la consideración del secretario de Estado de Economía, que dijo que es "excesivamente osado" ofrecer cifras.

Según la vicepresidenta del Gobierno "no es el momento de detenernos en debates que distraigan el objetivo del Gobierno", ya que, en su opinión, la economía sumergida "tiene los días contados".

Al respecto, dijo que el Gobierno impulsará una reforma laboral con los empresarios y sindicatos, "sin abaratar ni desproteger el empleo", ya que "esto sí genera economía irregular".

Señaló que el reinicio del diálogo social para acometer esta reforma del mercado laboral "ayudará a salir de la crisis, a detener la destrucción de empleo y a crear nuevos puestos de trabajo".

  • 1