domingo, 18 noviembre 2018
02:10
, última actualización
Local

Correa se niega a declarar y Costa afirma que pagó los trajes a través del ‘Bigotes’

En la tercera jornada del juicio al expresidente valenciano se sembró la duda sobre un pago de 30.000 euros en trajes para Camps.

el 14 dic 2011 / 08:16 h.

TAGS:

-->-->-->

Hoy tocaba el turno de los supuestos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa y Pablo Crespo. Ambos desfilaron por el Tribunal valenciano ayer aunque se negaron a declarar "para no perjudicarse" en las otras causas en las que están inmersos.

Correa, que estaba citado a declarar en calidad de testigo, compareció en la sala acompañado de su letrado, para defender sus derechos, puesto que está imputado en la causa principal del Gürtel que se instruye en Madrid.

Por este motivo, fue su letrado quien explicó al magistrado presidente, Juan Climent, que cualquier manifestación que hiciera su cliente "puede afectarle en las otras causas, que son conexas", así, entiende que "debe prevalecer su derecho a no autoincriminarse a la obligación moral de declarar". Esta decisión fue respetada por todas las partes.

Por su parte, el letrado de Camps, Javier Boix, ha respetado el derecho al que se ha acogido Correa pero manifestó sus discrepancias con la fiscal al entender que "de ser cierto que esta causa tuviera alguna conexión con la de Valencia, se hubiera acumulado y se hubieran sumado los dos procedimientos, y sin embargo este tribunal rechazó esta opción y cualquier relación", dijo.

Por su parte, Pablo Crespo se sumó a Correa y se negó igualmente a declarar.

Asistido por el mismo abogado que Correa, contestó con un "así es" a la pregunta efectuada por el magistrado-presidente, Juan Climent, de si se acogía a su derecho a no declarar, como le había aconsejado el letrado que le acompaña, con los mismos argumentos exhibidos que con el anterior testigo, dado que están vinculados a otras causas del caso Gürtel.

Por su parte, Isabel Jordán, exdirectora comercial de Easy Concept, una de las empresas del grupo Correa, levantó la polémica en el día de ayer al asegurar que desconoce si se le pagó algún traje o se le hizo alguna prenda al expresidente de la Generalitat Francisco Camps y atribuyó la frase que le grabó el exedil de Majadahonda (Madrid) José Luis Peñas -en la que aludía a un pago de 30.000 euros en trajes para él-, a que se lo había oído al excontable de la firma y porque se encontraba "enfadada" y "con presiones" en un proceso en el que se quería ir de la empresa y en el que pensaba que no había dinero para pagar las nóminas.

Según su declaración de ayer, no le consta que esa factura a la que se refirió estuviera pagada ni que se abonara nada al exjefe del Consejo valenciano. "Lo dije por decir", manifestó.

Finalmente, el otro imputado en la causa, Ricardo Costa manifestó abiertamente que mantenía una relación muy directa, incluso de amistad, con el Bigotes. Sin embargo, negó que éste le regalara nada y afirmó que fue a través de él como pagó el único traje que encargó al sastre José Tomás.

Durante su discurso, Costa repitió insistentemente en que jamás recibió ningún regalo por parte de Álvaro Pérez. Sí admitió, no obstante, que el contacto que mantenía con él era, desde el año 2004, casi diario, lo que terminó derivando en una relación "de cordialidad y de amistad".

  • 1