domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Cortan una carretera para pedir aseos en un colegio de Alcalá del Río

El Consistorio asumirá los costes para su instalación.

el 08 mar 2010 / 20:32 h.

TAGS:

Los alumnos del colegio San Isidro, situado en la pedanía de El Viar, en Alcalá del Río, están viviendo un calvario. Con el centro cerrado por su estado ruinoso -se cayó el techo hace tres semanas- y la falta de alternativas para reubicar tres de los cursos, los padres decidieron ayer tomar la batuta y protestar.

Unas 120 personas aproximadamente, entre padres y alumnos del colegio, cortaron la carretera A-8006 -que va de Alcalá del Río a Villaverde- para protestar por la falta de alternativas para reubicar a los alumnos.

Según indicaron a Europa Press fuentes de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) Manuel Jarillo del centro, los alumnos ya reubicados no irán a clase hasta que el problema se solucione para solidarizarse con sus compañeros y ver si aceleran las actuaciones.

El corte de la carretera, que según los padres se decidió "sobre la marcha", se hizo efectivo sobre las 9.30 horas. Tras un breve periodo de tiempo, el colectivo se marchó para concentrarse en los edificios educativos.

Y es que los cursos sin reubicar llevan ya casi tres semanas sin dar clases normalizadas, ya que la Delegación de Educación "incumple" el plazo de una semana para la instalación de un aseo portátil anexo a las caracolas que se usarán como aulas.

En ese punto, el Ayuntamiento de Alcalá del Río se comprometió ayer a asumir la instalación de aseos portátiles necesaria para proceder a la reubicación de tres cursos.

El alcalde, Juan Carlos Velasco (IU), expuso a Europa Press que el Ayuntamiento está a expensas de la autorización de la Educación, cuya "lentitud" criticó, "ya que necesitan tres semanas para instalar una placa de hormigón".

"Nos dicen que en un día podría estar lista", añadió. Velasco dijo "apoyar" la protesta de los padres por ser "muy lógica".

Los padres recuerdan que el inicio del problema fue la caída de parte del techo del centro -que estaba vacío-, tras lo cual técnicos del Ayuntamiento y de la Delegación "corroboraron el peligro que tenía el alumnado".

  • 1