lunes, 17 diciembre 2018
08:27
, última actualización
Local

Corte de luz y de agua a 44 grados

Emasesa corta el agua al bloque de San Lázaro ocupado por 36 familias en situación de emergencia social.

el 05 jun 2012 / 09:09 h.

TAGS:

Los vecinos del bloque de San Lázaro que fue ocupado por 36 familias en situación de emergencia social se pasaron ayer el día en la calle, mirando cómo el termómetro de la rotonda marcaba 44 grados, y calmándose unos a otros después de que Emasesa les hubiese cortado el agua y las explicaciones de un responsable del grupo municipal del PP les hiciesen pensar que los asuntos sociales podían retirarles a sus hijos, algo que los vecinos entendieron como una advertencia, pero que el Ayuntamiento negó tajantemente por la tarde.

En el bloque viven 36 menores de familias con ingresos muy reducidos o sin ellos, que habían sido desalojadas al no poder pagar el alquiler o la hipoteca, en algunos casos de viviendas sociales municipales. La mediación del Defensor del Pueblo Andaluz no sirvió ayer para que recuperaran el agua, ya que Emasesa argumenta que sería ilegal.

Lo que sí provocó fue una cascada de peticiones al alcalde a través de las redes sociales, especialmente su Facebook, apelando a su "humanidad" para que devuelva el agua a estas familias y mostrando malestar por las alusiones a la retirada de menores.

El corte de agua se produjo a las 8.30 horas, cuando Emasesa llegó escoltada por una decena de policías locales y nacionales. "No nos dejaron tiempo para coger ni un poco de agua", se quejaba Juan Torres, uno de los ocupantes, que contaba enfadado que no daban crédito porque los propios vecinos se habían dirigido a Emasesa para regularizar la situación y pagar las facturas, igual que hicieron con Endesa, que también cortó la luz a pesar de que en el bloque hay dos personas enfermas y de avanzada edad que precisan respiradores. Uno de ellos, de 70 años y con una enfermedad crónica, sufrió una crisis cardiaca y tuvo que ser trasladado a un hospital, donde permaneció durante diez horas.

Todavía no ha terminado el plazo de un mes que tenían para presentar la documentación a Emasesa, que en todo caso no hubieran podido aportar porque no son dueños de las viviendas. "Nosotros venimos de barrios humildes de este entorno y sabemos que muchos tienen el agua enganchada, sin pagarla, y a nosotros nos la han cortado a toda prisa", censuró Juan Torres.

Un grupo de cinco vecinos se acercó entonces al Ayuntamiento, donde el grupo municipal los recibió "para escucharlos, tomar nota de su problema y ver qué se puede hacer", informaron fuentes municipales. Pero estos vecinos afirman que se les insinuó que en esa situación los servicios sociales podrían retirarles a los menores, lo que causó una conmoción entre las madres, que volvieron del Consistorio agobiadas y sin respuesta a sus preguntas.

El Consistorio no ha abordado aún el problema de vivienda que estas familias, apoyadas por el 15M, denuncian con la ocupación. La concejal de Bienestar, Dolores de Pablo Blanco, se reunió con ellos antes de la ocupación y los derivó hacia los servicios sociales para que pidiesen ayudas, algo que todos habían hecho previamente sin obtener respuesta.

El Ayuntamiento informó ayer sobre los artículos del reglamento de Emasesa y de la ley andaluza que impiden dar un contrato para el agua a estos vecinos, que no tienen licencia de primera ocupación ni son dueños de las casas. Sin embargo, aun sin licencia de ocupación, uno de los pisos tenía agua cuando entraron en él.

El Consistorio confirmó que nadie en nombre de la propiedad ha contactado con Emasesa, por lo que el agua se ha cortado de oficio, sin que nadie lo haya pedido. También informó de que ha entregado a las familias 300 bricks de agua de Emasesa, lo que los vecinos calificaban ayer como "la nota de humor del día".

  • 1