Local

Cortés cumple un año como asesor de Zoido sin 'pisar' El Vacie y Polígono Sur

Vive en Huelva pero asegura que viene a diario a Sevilla y que su trabajo se ha centrado en Los Pajaritos. Está satisfecho con su labor y niega que tenga un gran sueldo: "Gano menos que un trabajador de Lipasam".

el 12 feb 2013 / 21:06 h.

TAGS:

Zoido junto a Cortés presentando la rehabilitación para Los Pajaritos en la campaña de marzo de 2011.

En marzo de 2012 el alcalde, Juan Ignacio Zoido, anunciaba el fichaje de Juan José Cortés -padre de la niña asesinada en Huelva en 2008 por Santiago del Valle, entonces en libertad por una cadena de errores judiciales- como asesor del Grupo Popular para "la rehabilitación e integración" de las zonas más deprimidas de la ciudad, entre las que citaba El Vacie, Los Pajaritos, Tres Barrios o Las Tres Mil Viviendas. Casi un año después, las entidades sociales y vecinales que trabajan habitualmente en estas zonas de la ciudad, con las que el regidor quería que Cortés colaborara, no se atreven a hacer un balance de su gestión ya que, en la mayoría de los casos, no tienen noticias suyas. Mientras, Juan José se muestra "satisfecho" de su trabajo a lo largo de este periodo, aunque reconoce que ha desarrollado una labor más de asesoramiento que de campo. Este periódico pidió al Ayuntamiento una valoración de estos 12 meses, si bien desde el Consistorio nos remitieron al Grupo Popular, que no atendió el requerimiento de este medio.

Sí quiso hablar el propio Juan José: "Hay muchísimo trabajo por hacer en Sevilla en materia social, y aunque nos hemos centrado en el tema de la vivienda en Los Pajaritos y en regularizar la venta ambulante, negociando con todas las partes para garantizar el puesto trabajo de 5.000 personas, también hemos inentado contactar con las entidades sociales de Tres Mil Viviendas y, sobre todo, El Vacie, que es el siguiente reto que tenemos que afrontar, para darle una salida a este barrio".

Sin embargo, las organizaciones que trabajan en estas zonas no hacen el mismo balance. En el Polígono Sur, la presidenta de la asociación Nosotros también somos Sevilla, Rosario García, asegura no saber nada de él. "Nunca se ha puesto en contacto con nosotros y no tenemos noticias de que venga por el barrio". García aprovecha para recordarle a Zoido que hace un año, cuando estuvo en la zona, le pidió una reunión y hasta ahora siguen "sin respuesta".

El alto comisionado para el Polígono Sur, Jesús Maeztu, tampoco conoce del trabajo desarrollado por Cortés. "A mí el Ayuntamiento ni siquiera me ha notificado nada sobre él, no nos hemos reunido ni hemos tenido trato. En el Polígono Sur, por lo menos, no tiene actividad. Cuando se supo que trabajaría para el Consistorio pregunté si colaboraría con nosotros, pero no contestaron nada".

Maeztu sí recuerda que Juan José pasó por la zona con el regidor durante el periodo electoral: "Estuvo en actos de campaña del PP, pidiendo el voto entre el colectivo gitano, pero nada más".

Jorge Morillo es un educador social que ha dedicado su vida a rehabilitar a los niños de zonas deprimidas como El Vacie y el Polígono Sur a través del deporte. Tampoco sabe nada de Cortés. "No ha colaborado conmigo ni se ha preocupado por estas zonas. Por allí no pasa, nadie del Vacie me ha hablado de él. Si sus tareas son sociales, no sé cómo no se ha dirigido a mí", expone.

Además, lamenta que el Ayuntamiento haya "olvidado" sus promesas electorales: "Cuando Zoido estaba en la oposición todo era boquilla, y tuvieron mucho interés en trabajar conmigo. Desde que gobiernan se han lavado las manos", agregó. En concreto, llama la atención sobre el problema de los caracoleños, los gitanos que vivían en chabolas de los Bermejales a los que el Ayuntamiento en 2004 les entregó 42.000 euros por abandonar ese barrio. "Ahora están en las Tres Mil pasando hambre. Tengo pedida una cita con el alcalde y Bienestar Social y todavía estoy esperando", reprocha Morillo.

"SEVILLA ES GRANDE"

Ante estas críticas, Cortés admite que aunque está "para toda Sevilla" se ha centrado "en los 540 propietarios e inquilinos de Los Pajaritos a los que se va a trasladar a nuevas viviendas". "Sevilla es muy grande", arguye. "Mi labor es más de asesoramiento. No tengo capacidad de gestionar nada, eso lo hacen los trabajadores sociales, los funcionarios, y el comisionado del Polígono Sur. Yo contacto con las entidades que están trabajando en la zona".

El presidente de la asociación de Tres Barrios, que agrupa La Candelaria, Pajaritos-Nazaret y Madre de Dios, Salvador Muñiz, tampoco se ha reunido con él. "Vino acompañando a Zoido antes de las elecciones y alguna vez ha venido con él siendo ya alcalde, hace tiempo. Quedamos en hablar, pero nada. Tengo inquietud por saber qué está haciendo", añadió Muñiz, quien precisó que no pone en duda que Cortés esté desempeñando una labor social en el barrio. "Es asesor y tiene un despacho en Cerro Amate, y dicen que colabora con la Junta de Distrito en temas de vivienda, concretamente en el traslado de los vecinos de los bloques que van a tirar. Pero no sé más".

Cortés siempre rechazó las críticas de la oposición, a la que está seguro que no convencerá con su trabajo porque "así es la política". "Yo estoy muy contento con la tarea realizada, los resultados están ahí: avanzamos en las viviendas de Los Pajaritos y se está dando salida a la nueva normativa de venta ambulante, que estaba obsoleta. Y la guinda la tendremos en El Vacie, donde laJunta debería hacer una apuesta mayor". A su juicio, "es fácil erradicar el chabolismo, sólo hace falta dinero, esfuerzo y conocimiento".

Juan José sigue viviendo en Huelva, aunque asegura que viene diariamente a Sevilla y que está buscando un alquiler aquí. "No tengo casa. Me gasto más de 500 euros en comida y gasolina para venir todos los días". En cuanto a las críticas a su sueldo como asesor, respondió demostrando que está al tanto de la actualidad sevillana: "Cobro menos que un trabajador de Lipasam. No llego a 2.000 euros, y hay que quitarle los gastos de desplazamiento. Llego a casa a las ocho o las diez de la noche, pero sigo y le pongo ilusión y ganas".

  • 1