Local

Cortes de tráfico sin coches que controlar

La entrada en vigor de las restricciones del plan de Navidad en un día laborable, después de un fin de semana de apertura comercial, dejó a los policías casi sin tarea: pocos se aventuraron a dirigirse al Centro.

el 19 dic 2011 / 20:25 h.

TAGS:

La primera jornada del plan de tráfico de Navidad fue más que tranquila.

Bien fuera por el frío o por la falta de tarea, los policías encargados del Plan de Tráfico de Navidad pudieron permitirse ayer el lujo de estar con las manos en los bolsillos. El inicio del plan un lunes, después de un fin de semana en el que la bulla campó a sus anchas, porque los comercios estuvieron abiertos tanto el sábado como el domingo, hizo que los agentes situados en todos los accesos al casco histórico y en las inmediaciones de Los Arcos y el Nervión Plaza estuviesen mucho más relajados que otros años. Hasta ahora, el plan se había puesto en marcha el viernes anterior al fin de semana, por lo que había servido para regular las oleadas de gente que, tras los puentes de la Constitución y la Inmaculada, encara la tarea de realizar las compras navideñas. El cierre fue más férreo que nunca el año pasado, con la puesta en marcha del ya sacrificado Plan Centro, vigilado por cámaras.

Por la mañana, la afluencia a los puntos de corte para entrar al Centro fue tan escasa que a mediodía ni siquiera permaneció montado el de la Magdalena, que tenía previsto establecerse sobre las cinco de la tarde, puesto que eran muy pocos los coches que trataban de entrar al aparcamiento de El Corte Inglés. En la Alameda tampoco dieron aviso en toda la mañana a los agentes que realizaban el corte para que se bloqueara por completo la entrada, porque el parking del Duque no llegó a llenarse. El plan veta el acceso al Centro a los particulares no residentes de 9 a 22 horas.

Los dependientes de H&M explicaban que, después de un sábado de locura y un domingo algo más flojo, el lunes estaba siendo especialmente tranquilo, como podía apreciarse a simple vista por la poca gente que paseaba entre las tiendas; en parte, quizá también por culpa del intenso frío que arreció durante todo el día. En general se veía poca gente, y con pocas bolsas.

En Nervión, donde suele notarse más la acumulación de gente por las tarde cuando se acercan las Navidades, el día estuvo también moderado, dentro del aumento de público que se lleva registrando desde hace ya días y que han llevado a El Corte Inglés a abrir su tercera planta de aparcamientos, según confirmaron fuentes de la empresa.

El Ayuntamiento no precisó dónde había estado patrullando el coche camuflado en el que una pareja de policías de uniforme debían controlar infracciones como la doble fila, aunque sí explicó que no estará sólo en las zonas comerciales sino por toda la ciudad.

  • 1