martes, 26 marzo 2019
11:04
, última actualización
Cofradías

El Sáhara en la Macarena

Cortés entrega un local en el barrio para que la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui instale una Casa de la Cultura coincidiendo con la presencia de la activista Aminatour Haidar.

el 25 oct 2013 / 12:39 h.

Elena Cortés y Aminatou Haidar (en el centro) en el local que albergará la Casa de la Cultura del Sáhara. Elena Cortés y Aminatou Haidar (en el centro) en el local que albergará la Casa de la Cultura del Sáhara. La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, entregó este viernes a la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui un local en el barrio de la Macarena donde se instalará la Casa de la Cultura del Sáhara, “un espacio para actividades culturales, sociales y políticas que contribuirá al entendimiento y desarrollo de los lazos históricos y de amistad entre los pueblos español y del Sáhara, propiciando el acercamiento entre ambos”. En el acto, Cortés agradeció la participación de la presidenta del Colectivo de los Defensores Saharauis de Derechos Humanos, Aminatou Haidar. El local, que la asociación tendrá en alquiler durante diez años prorrogables a otros diez, se encuentra en la calle Virgen del Carmen Dolorosa. Su superficie es de 482,5 metros cuadrados, concebidos inicialmente para oficinas, si bien la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui asume la obligación de finalizar las obras y se compromete a compartir este espacio con otros colectivos sociales y vecinales de la zona. “Un local que estaba vacío y desaprovechado se llena ahora de actividad y de activismo, de vida de barrio, vecinal y compartida”, comentó la consejera, quien defendió las políticas encaminadas a promover “un perfecto uso de lo público, facilitar el acceso a lo que es de todos por parte de aquellos que defienden el valor de lo colectivo”. “Éste es nuestro granito de arena. Esperamos que con este espacio podamos modestamente contribuir a la difusión de vuestra causa”. La consejera hizo hincapié en la necesidad y obligación de defender los derechos humanos y en la importancia del trabajo que realizan personas como Haidar, “defensora de la dignidad y el reconocimiento del pueblo saharaui, que ha sufrido en sus carnes la represión y la persecución del régimen marroquí”. Por ello, consideró “un orgullo que este espacio público, de todos, vaya a tener un uso tan profundamente democrático y cívico, y que podamos entregarlo a una mujer que personifica la lucha inquebrantable de todo un pueblo”. La adjudicación se realizó en atención al especial interés social de la actividad desarrollada por la asociación, aglutinante de numerosos colectivos comprometidos en una causa común. Aminatou Haidar alertó de que “hay una nueva generación” en el Sáhara Occidental que “ya no cree en la resistencia pacífica”. En un encuentro que mantuvo en la sede del Defensor del Pueblo Andaluz dijo “temer que los jóvenes tomen otra vía violenta para atraer la atención de la comunidad internacional”, de la que lamentó “su silencio” para resolver el problema de los territorios ocupados. En la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla se presentaron ayer los libros El derecho internacional y la cuestión del Sáhara Occidental y Meheris La esperanza posible: Fosas comunes y primeros desaparecidos saharauis identificados.

  • 1