Deportes

Cosa de dos... o cosa de tres

El equipo de Jiménez se enfrenta al Real Madrid con la intención de demostrar que puede ser la gran alternativa en la lucha por el título. Cristiano Ronaldo ni siquiera viajó

el 03 oct 2009 / 21:09 h.

TAGS:

Adriano hace el gesto de victoria tras el entrenamiento del equipo en el Sánchez Pizjuán.

Sevilla y Real Madrid se ven las caras en un duelo muy esperado que dirá hasta qué punto el equipo de Manolo Jiménez es, en estos momentos, una alternativa a los dos grandes favoritos en la lucha por el título. No estará Cristiano Ronaldo, lesionado, pero sí una nómina de cracks para no perdérselo.

El Sánchez Pizjuán será escenario del choque entre dos de los equipos más en forma del campeonato y del mismísimo continente europeo. Desde que cayó derrotado en Mestalla, el Sevilla cuenta sus partidos por victorias: dos en Champions y cuatro consecutivas en Liga, de tal forma que si vence hoy, firmaría el mejor arranque de su historia a estas alturas de campeonato.Y qué decir del Real Madrid, invicto desde que Manuel Pellegrini se hizo cargo del banquillo. Ha ganado todo lo que ha jugado y sólo la ausencia de Cristiano Ronaldo, quien finalmente no viajó por culpa de su lesión de tobillo, crea alguna incógnita. Sin el portugués, el conjunto merengue pierde a su máximo goleador -nada menos que nueve tantos en siete partidos oficiales- y habrá que ver cuál es su rendimiento sin él sobre el césped. Tampoco podrá contar Pellegrini con otro de sus pilares, Lass Diarra, lesionado, al igual que Arbeloa, Gago y Van Nistelrooy. En cualquier caso, la presencia de futbolistas de la talla de Kaká, Benzema, Sergio Ramos, Pepe, Guti, Raúl o Xabi Alonso pone de manifiesto el potencial del Real Madrid.

Para el Sevilla, el encuentro es todo un aliciente. En primer lugar, por confirmar su excelente inicio de temporada, donde sólo la derrota de Valencia empaña una trayectoria espectacular en la que se ha visto resultados y, además, espectáculo, eso que tanto se le venía reclamando al equipo. Y, en segundo lugar, por la posibilidad de calibrar las fuerzas ante uno de los dos principales candidatos a conquistar cuantos títulos hay en disputa.El brillante inicio de temporada ha reactivado el debate sobre si este Sevilla es capaz de ser una verdadera alternativa a Barça y Real Madrid. Queda mucha Liga por delante y, como dice Jiménez, el resultado no es decisivo, pero qué duda cabe que ganar significaría un espaldarazo de cara a la confianza del equipo en sus propias posibilidades.

El técnico de Arahal no dará la convocatoria de dieciocho futbolistas hasta horas antes del partido. Sólo Fazio y Acosta causan baja segura; el resto de jugadores está a su disposición. Dada la relevancia del encuentro y que la Liga hace un nuevo alto el próximo fin de semana, no ha lugar a las rotaciones, que tan bien ha sabido llevar Jiménez. Hoy, jugarán los que él vea mejor.

Sin embargo, hay algunas incógnitas. Una reside en defensa, ya que Squillaci ha trabajado a menor ritmo por unas molestias musculares. Jiménez incluso ensayó con Sergio Sánchez de central. También está por ver quién jugará en la izquierda, banda sujeta a posibles novedades. Perotti sale del dique seco y Adriano anda que se sale; tanto que, para aprovecharle, podría jugar bien de lateral, bien de extremo. Por último, la incógnita de la delantera: Luis Fabiano, Kanouté y Negredo se disputan dos puestos. Los tres están rindiendo a un alto nivel, y la elección es difícil. Negredo, además, juega ante un Real Madrid al que quiere marcar.

La Liga puede verse desde hoy como cosa de dos... o cosa de tres si el Sevilla tumba al Madrid.

  • 1