Local

Cosas de políticos

Como D. Vicente sigue con su costumbre de oír la radio cuando es-tá a punto de dormirse y segundos después de despertar, tiene a veces dudas de si ha oído lo que ha oído.

el 15 sep 2009 / 02:26 h.

Como D. Vicente sigue con su costumbre de oír la radio cuando es-tá a punto de dormirse y segundos después de despertar, tiene a veces dudas de si ha oído lo que ha oído. ¿De verdad dijo el Presidente Hugo Chávez que el ataque de tropas colombianas contra las FARC era un "causus beyis"? ¿El concejal de Madrid D. Pedro Zerolo se enorgulleció en un mitin de la calidad y cantidad de orgasmos que le proporcionaba su marido comparables con los orgasmos democráticos de que disfruta-ba merced a las actividades políticas del Sr. Rodríguez Zapatero? Y en una reunión de este último con artistas e intelectuales ¿dedicó un largo y sentido abrazo al Dr. Montes, ex responsable de urgencias en el Hospital de Leganés? D. Vicente juraría que había oído bien.

Pero ¿qué necesidad tenía el mandatario venezolano de expresar-se en una lengua muerta que no domina? ¿Qué necesidad tiene una persona homosexual o heterosexual de presumir en un mitin de las satis-facciones sexuales que le produce su pareja para exaltar por compara-ción la satisfacción política que le proporciona su líder? Y ¿por qué un Presidente de todos los españoles tiene que meterse en el charco de convertir en héroe o en victima de mentalidades reaccionarias a un per-sonaje discutido que simplemente puede que en el cumplimiento de su misión actuase, con sus mejores deseos, para paliar mucho sufrimiento?

Cosas de políticos! dice un gran número de ciudadanos con cierto menosprecio. Pues bien, no quisiéramos que esa expresión se aplicase a la última conminación del Sr. Rodríguez Zapatero al grupo parlamenta-rio de su partido, como actitud programática para la próxima legislatura, exigiéndoles que "primen los argumentos y se olviden las descalificacio-nes, primen las ideas y se arrinconen los insultos" ¿Cosas de políticos? Nosotros queremos creer que no. Nos parece ese programa de actitudes tan loable que estamos dispuesto a apoyarlo en nuestra pequeñez. Des-de aquí resaltaremos y nos congratularemos de las actuaciones que lo cumplan. Pero ¡ojo! criticaremos con dureza las que se aparten de el.

Colectivo de profesionales andaluces

vicenteplural@hotmail.es

  • 1