Deportes

Cosmopolita e innovador

El Betis que poco a poco están construyendo en Heliópolis es el más cosmopolita de su andadura por Primera División. Tres brasileños, dos argentinos, un portugués, un esloveno, un chileno, un alemán... Y encima hay novedades: han llegado el primer camerunés y el primer turco de su historia. Foto: G.B.

el 15 sep 2009 / 08:44 h.

El Betis que poco a poco están construyendo en Heliópolis es el más cosmopolita de su andadura por Primera División. Tres brasileños, dos argentinos, un portugués, un esloveno, un chileno, un alemán... Y encima hay novedades: han llegado el primer camerunés y el primer turco de su historia y puede acompañarles el primer marroquí.

Jugadores de diez nacionalidades distintas conforman la plantilla que dirige Paco Chaparro, que podría hacer una alineación sólo de extranjeros y además dispondría de un suplente (hay doce no españoles en total). A falta de que Manuel Ruiz de Lopera perfile de manera definitiva los futbolistas que empezarán la temporada a sus órdenes, el trianero cuenta por ahora con trece españoles, tres brasileños (Edu, Lima y Sobis), dos argentinos (Pavone y Caffa), un portugués (Ricardo), un esloveno (Ilic), un chileno (Mark González), un alemán (Odonkor) y un croata (Babic)... más un camerunés (Emana) y un turco (Mehmet Aurelio), las dos grandes novedades no sólo porque son los fichajes, sino porque el Betis jamás había tenido en su historia en Primera a jugadores de esos dos países.

Achille Emana Edzimbi nació en Yaoundé y es el primer camerunés que se pondrá la camiseta verdiblanca en la máxima categoría del fútbol español. De hecho, es el tercer africano que ficha el Betis, que estando en Primera sólo se fijó antes en ese continente para fichar a los nigerianos Finidi (1996-2000) e Ikpeba (2001-02). Como casos extraños de africanos también deben figurar Mark González, chileno de nacionalidad pero natural de Durban (Suráfrica), y Benjamín Zarandona, que nació en Valladolid y fue internacional con Guinea Ecuatorial.

Mehmet Aurelio nació en Río de Janeiro, pero en 2001 se fue a jugar a Turquía, en 2006 adquirió la nacionalidad otomana y desde entonces es internacional con esa selección. Antes que él no hubo ningún turco en el Betis, que apenas ha trabajado esa zona (nunca ha contratado un asiático, sin ir más lejos). Lo más cerca que estuvo fue cuando fichó al delantero azerbayano Kasumov.

Dos marroquíes... de España . Y las novedades no se acaban con un camerunés y un turco, ya que el Betis está a punto de cerrar la contratación de Michaël Chrétien, que nació en la gala Nancy pero juega para la selección marroquí (su padre es del país magrebí), aunque dio sus primeros pasos como internacional en los escalafones inferiores de Francia.

La innovación en este caso es que en Heliópolis tampoco han visto nunca a un marroquí, aunque sí a dos futbolistas nacidos en Marruecos pero españoles por DNI: Heliodoro Castaño (nacido en Alcazarquivir), un delantero proveniente de la cantera del Real Madrid que fue pichichi del Betis en la campaña 58-59 (14 goles), y Roberto López Ufarte (nacido en Fez), que puso fin a su carrera deambulando con la camiseta del Betis treinta años después, en la temporada 88-89. Curiosamente, Chrétien seguirá su camino en la 08-09, dos décadas más tarde.

  • 1