Local

Cospedal halla otros 1.000 millones en facturas sin pagar

El expresidente Barreda reconoció una deuda de 700 millones, pero ésta ya asciende a 2.606.

el 18 jul 2011 / 20:45 h.

TAGS:

Las facturas sin pagar que se ha encontrado el nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha presidido por la popular María Dolores de Cospedal no deja de crecer. Ésta ha enviado a la vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado , un informe oficial, elaborado por la Consejería de Hacienda con datos de la Inspección y la Tesorería, en el que se plasma que la cantidad que, a 30 de junio, tiene la administración regional en concepto de "facturas y otras obligaciones totales" son 2.606,7 millones de euros, casi 2.000 más de los 700 que había reconocido la anterior administración del socialista José María Barreda, y casi 1.000 más de los que la propia Cospedal había anunciado la semana pasada, según informó ayer la web de el diario El País.

En este documento, la consejería señala que hay 1.777 millones de "obligaciones reconocidas pendientes de pago" y un saldo disponible de la Junta en los bancos de solo 36,8 millones de euros.

Y es que la situación, según los populares es preocupante. Ayer la portavoz del grupo popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, aseguró que las distintas consejerías de la Junta de Castilla-La Mancha presidida por Barreda tenían contratadas hasta 3.550 líneas telefónicas, que suponían un gasto en facturas de 450.000 euros, incluso en verano.

Así lo aseguró Riolobos, según informó el PP en nota de prensa, donde señaló que este hecho refleja un "nuevo derroche y un despilfarro". Además, puntualizó que el Gobierno regional debe aún "casi dos millones de euros en estas facturas de teléfono".

Y para empezar a recortar gastos, el consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, anunció que el Ejecutivo regional sacarán a subasta los vehículos de alta gama que compró el anterior presidente de la Junta, entre los que se encuentra un Audi A8 blindado, decorado en el interior con maderas nobles y piel, y cuyo valor asciende a 377.000 euros. Labrador admitió que un Gobierno debe estar bien representado "pero no con estos lujos".

  • 1