Crean la Ruta de los Vinos y los Licores de la provincia de Sevilla

La nueva iniciativa transcurrirá por viñedos e instalaciones de bodegas y destilerías de la Sierra Norte, Aljarafe y Bajo Guadalquivir.

el 22 sep 2014 / 15:02 h.

licoresLa Consejería de Turismo y Comercio y la Asociación de Productores de Vinos y Licores de Sevilla han acordado hoy en la localidad de Cazalla de la Sierra la puesta en marcha y promoción de una nueva ruta turística ligada a los recursos vinícolas, bodegueros y de empresas de destilería de la provincia. El consejero, Rafael Rodríguez, ha dicho que la creación de este itinerario se enmarca en el proyecto 'Andalucía, Paisajes con sabor', que impulsa la Junta para potenciar el segmento enogastronómico en los distintos territorios de la comunidad, según ha informado la Junta en un comunicado. Según Rodríguez, servirá de "vector" para articular una oferta aglutine a los agentes del sector en esta provincia y contribuir a una mayor diversificación de su oferta turística. La nueva iniciativa transcurrirá por viñedos e instalaciones de bodegas y destilerías de tres comarcas (Sierra Norte, Aljarafe y Bajo Guadalquivir) y aglutinará a empresas vinculadas a la industria del vino, los licores y la gastronomía de la provincia, que deberán estar dotadas de un sistema de calidad en sus servicios y productos para poder formar parte de los recorridos. Rafael Rodríguez ha detallado que la Ruta de los Vinos y los Licores de Sevilla se sumará a otras ya puestas en marcha en otros territorios de la comunidad y que a ella ya se han adherido 14 bodegas y destilerías, 20 establecimientos de restauración, 21 alojamientos de diversas tipologías y 16 servicios de oferta complementaria, como museos o empresas de turismo activo. Según recoge el convenio de colaboración suscrito hoy, tanto la Consejería como la citada asociación llevarán a cabo acciones conjuntas para promocionar este itinerario, impulsar el consumo de los productos gastronómicos andaluces y favorecer la complementariedad con otros segmentos. El consejero se ha referido también la oportunidad que representa el enoturismo no solo para dinamizar el turismo en comarcas de viñedos y poner en valor el patrimonio cultural e histórico de las bodegas, sino también para "apoyar la actividad productiva e industrial de estas instalaciones y potenciar el empleo en empresas locales", tanto las ligadas a la viticultura y la destilería como las hoteleras y de restauración de cada zona. Actualmente, el turismo enogastronómico se constituye como uno de los principales reclamos de la oferta de Andalucía al motivar cada año la llegada a la región de unos 700.000 turistas. Además, la restauración es el gasto que acapara la mayor parte del presupuesto de los viajeros del destino, con cerca del 40 %.

  • 1