Local

Crece la tensión en Corea tras anunciar Seúl más maniobras

También ha instalado misiles en la isla de Yeonpyeong, atacada por Pyongyang.

el 01 dic 2010 / 21:35 h.

TAGS:

Soldados surcoreanos llevan material que se usan en los misiles tierra-aire.
La tensión no deja de crecer en el Mar Amarillo. Corea del Sur anunció ayer que realizará maniobras navales adicionales entre el 6 y 12 de diciembre, mientras que ayer finalizaron sus ejercicios conjuntos con EEUU en el Mar Amarillo, vistos como una respuesta al ataque de la semana pasada a la isla surcoreana de Yeonpyeong.


Estos nuevos ejercicios militares implicarán el uso de fuego real en varias zonas de las aguas surcoreanas, incluidas las próximas a la frontera con Corea del Norte en el Mar Amarillo, como una forma de reforzar la defensa ante provocaciones norcoreanas, informaron fuentes militares surcoreanas.


Ayer, los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur pusieron fin a cuatro días de maniobras navales conjuntas en el Mar Amarillo (Mar Occidental) en las que participó el portaaviones nuclear estadounidense George Washington, una decena de navíos de guerra, además de 7.300 militares.


Según dijeron portavoces de EEUU, estos ejercicios conjuntos estaban previstos con anterioridad, aunque fueron anunciados al día siguiente del ataque norcoreano con obuses a la isla surcoreana fronteriza de Yeonpyeong, en la que murieron dos soldados y dos civiles surcoreanos.
Los ejercicios navales, que se desarrollan en una zona relativamente lejana de la isla de Yeonpyeong, fueron duramente criticados por Corea del Norte, con amenazas de responder con un gran ataque, por lo que hasta ayer Corea del Sur y sus aliados vigilaban de cerca los movimientos militares del Ejército del régimen de Pyongyang.


Las nuevas maniobras en solitario de Corea del Sur se acercarán mucho más a la tensa frontera marítima con Corea del Norte, al estar previsto que se desarrollen en varias zonas del Mar Amarillo, como la isla de Daechong, otro de los territorios surcoreanos frente a la costa norcoreana.
Además, el coronel de la Junta del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, Kim Young-cheol, informó ayer de que "ha habido consultas con EEUU para llevar a cabo varias rondas de maniobras militares para responder a las provocaciones del enemigo".

El coronel, citado por la agencia surcoreana Yonhap, aseguró que las fechas y la dimensión de los ejercicios no se ha decidido, aunque las primeras maniobras adicionales podrían tener lugar este mismo mes.
A los ejercicios militares se suma el despliegue por parte de Seúl de misiles tierra-aire en la isla de Yeonpyeong, como parte de su plan para aumentar la defensa en las islas del Mar Amarillo.

Fuentes militares surcoreanas informaron a la agencia local Yonhap de que Yeonpyeong cuenta ya con misiles antiaéreos del tipo Cheonma, desarrollados por Corea del Sur y con un alcance de 10 kilómetros.
Políticos surcoreanos criticaron que pasaron 13 minutos hasta que el Ejército respondió a los primeros obuses norcoreanos y también que la reacción, a su juicio, careció de la contundencia necesaria.
Corea del Sur ya ha doblado hasta 12 el número de baterías K-9 y ha desplegado un sistema de lanzamiento múltiple de misiles de 130 milímetros (MLRS, en sus siglas en inglés) para reforzar su capacidad de respuesta rápida ante una nueva provocación norcoreana.

Además, el Ministerio surcoreano de Defensa está considerando instalar en Yeonpyeong, hacia 2012, misiles israelíes Delilah, que le permitiría alcanzar objetivos en Corea del Norte, incluida la residencia del líder norcoreano, Kim Jong-il, en Pyongyang

  • 1