Economía

Crecer gracias al trabajo y el consejo en red

Icinetic, Yerbabuena y Biomedal son tres compañías que comentan los beneficios que les deparó RETA

el 29 nov 2009 / 21:46 h.

La firma sevillana Biomedal ha participado en los eventos organizados por RETA.
Los integrantes de la firma que ha logrado el premio de RETA.

"Te ayuda a estar en contacto con numerosas empresas, con la Universidad, y a abrirte a otros mercados y te da posibilidades que de otra forma sería difícil tener". Para Lucas Gozálvez, gerente y socio promotor de la empresa Icinetic (dedicada a la fabricación de software), estar ubicado en un parque tecnológico como es Cartuja 93 es "fundamental para el desarrollo empresarial".

Ubicados desde el año 2008 en el Pabellón de Italia de ese espacio científico y tecnológico, esta firma andaluza (una spin off de la Universidad de Sevilla) ha "ahorrado tiempo y costes" en la puesta en marcha de grandes proyectos. "Puedes conocer a más empresas y establecer contactos con ellas de manera más rápida".

Para lograrlo han contado con la ayuda de RETA. "El apoyo y el asesoramiento de sus técnicos ha sido, y sigue siendo, fundamental para el desarrollo de nuevas iniciativas". Y no sólo eso. Icinetic ha sido una de las participantes en el programa Transfer, que favorece la transferencia tecnológica entre empresas. "Ha sido una de las experiencias más interesantes que hemos tenido, ya que nos ha permitido poner en marcha Radac, un nuevo producto que aumenta la productividad de las aplicaciones software y consolidarnos en el mercado".

Yerbabuena. También de las ventajas del programa Transfer habla la empresa Yerbabuena Software , afincada en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) de Málaga desde finales del año 2005. "Estamos trabajando con la empresa Ingelabs para diseñar electrónicamente un dispositivo bluetooth específico para flotas de camiones", relata Antonio de las Nieves, director comercial de esta empresa especializada en gestión documental inteligente. "Se trata de un gran proyecto que, de otra forma, a lo mejor no hubiéramos podido poner en marcha".

Y es que, para él, todos los integrantes de RETA, "complementan la labor que, como empresarios, realizamos. Nos convierte en firmas más sólidas".

Biomedal. Mientras, en la empresa Biomedal, también ubicada en el Parque Tecnológico Cartuja 93, Ángel Cebolla, director general de esta firma biotecnológica, asegura que han sido los encuentros empresariales y los cursos de formación en gestión de empresas lo más beneficioso que RETA les ha dado.

"Todos los que formamos la empresa tenemos una formación técnica, somos científicos, pero no empresarios, y teníamos carencias para poder dirigir una firma como ésta".
Al igual que Icinetic, también en esta empresa se destaca la conexión y el trabajo en red que existe entre todos los integrantes de RETA. "Eso facilita mucho los procesos y te ayuda a crecer empresarialmente".

A esto hay que sumar las ventajas de estar en el parque tecnológico. "Gracias a estar en Cartuja hemos podido optar a ayudas para poner en marcha los dos proyectos en los que ahora estamos trabajando: uno centrado en tecnología diagnóstica de aplicación en la sanidad y otro de herramientas de I+D+I para empresas biotecnológicas", relata el directivo.

Premio. "Hemos sido bastante abusones". Con esta broma, Antonio de las Nieves, uno de los socios fundadores de Yerbabuena Software, explicaba por qué le habían concedido el I Premio Empresa RETA del Año. "Me explico: hemos aprovechado todas las oportunidades que nos ha dado esta red".

Así relata De las Nieves cómo han participado en los encuentros de transferencia tecnológica, en los viajes para conocer otros mercados empresariales -como el chino en un viaje a Asia que se organizó en el PTA- y en las sesiones con los técnicos RETA. "Te ayudan a dar cualquier paso en la empresa". Y lo que es más importante "te impulsa para tu desarrollo empresarial, algo que hoy día, es muy complejo".

  • 1