Local

Crisis, pero menos

El fútbol, obviamente, no vive de espaldas a la desaceleración guión crisis. Bajan precios y sueldos de jugadores y técnicos; se ficha menos y más barato, buscando gangas y coste cero; disminuyen los pinchazos del PPV y decrece la asistencia a los campos.

el 15 sep 2009 / 16:43 h.

El fútbol, obviamente, no vive de espaldas a la desaceleración guión crisis. Bajan precios y sueldos de jugadores y técnicos; se ficha menos y más barato, buscando gangas y coste cero; disminuyen los pinchazos del PPV y decrece la asistencia a los campos. Sin embargo, en el Sevilla, las velas siguen hinchadas. A pesar de la moderación producida en el consumo que rodea la vida de un club de fútbol, la vida del Sevilla, los indicadores son altamente positivos. Se ha batido el récord del club en el gasto destinado a fichajes; el cupo de abonos se ha completado -a pesar de los respetables precios- y el campo se llena cada partido de casa; el sponsor agranda su logo, se frota las manos y promete amor eterno; las principales marcas deportivas vigilan la actual para colarse a la mínima oportunidad; las televisiones se pelean por retransmitirle sus partidos (menos, claro Antena 3), la publicidad estática tiene cola y las tiendas del club no dan abasto. En definitiva, el producto Sevilla FC es, en estos momentos, uno de los más cotizados en el universo balompédico. Y sus impulsores y gestores lo saben. A ello ha contribuido decisivamente, por un lado, la sobresaliente gestión de la cúpula directiva, con Del Nido a la cabeza, que les ha llevado a desinvertir con acierto, sanear, planificar y ahorrar con las vacas gordas, y a ajustar, consolidar y crecer con las flacas. Y, sobre todo, el acierto en la planificación y ejecución deportivas (fichajes de técnicos y jugadores, desarrollo de todas las secciones y equipos, modernización de las instalaciones?), lo que ha llevado al primer equipo a practicar un estupendo fútbol, que es la razón última de la existencia de un equipo de fútbol -de Perogrullo, oiga-, y que. Además, ha generado victorias, muchas victorias, y títulos, muchos títulos. No cabe más que respetar y admirar lo que está haciendo el Sevilla. Y quiere más. Sólo queda ver cómo responderá cuando las tenazas aprieten más y bajen las prestaciones , que apretarán y bajarán.

  • 1