Local

Crisis por los pelos

Los indicadores económicos habituales entre los analistas para definir el estado de la economía están cambiando con el paso del tiempo y con la profundidad de la crisis. ¿Qué crisis? La que hace que antes de tomar el fresco por la noche salgamos cenados de casa, o la de las tres "P": un Paseo, unas Pipas y Pa casa.

el 15 sep 2009 / 09:16 h.

Los indicadores económicos habituales entre los analistas para definir el estado de la economía están cambiando con el paso del tiempo y con la profundidad de la crisis. ¿Qué crisis? La que hace que antes de tomar el fresco por la noche salgamos cenados de casa, o la de las tres "P": un Paseo, unas Pipas y Pa casa.

Acaban de llegar los veraneantes a la costa, que ya los echaba yo de menos, y traen sus bombonas de butano a medio gastar, las ganas de sol de todos los años y las ganas de pasear intactas. Los bares tienen mesas libres, hay también hamacas y sombrillas por alquilar, se vende menos pulpo y más espetos. Lo único que han aumentado son los atascos: la gente se echa a la calle con el coche, da una vuelta a la manzana, tarda media hora, mantiene el "stress" de la gran ciudad y se vuelve a casa. Cinco euros de gasolina: menos que un espeto de sardinas y dos cervezas.

Esta es la crisis del veraneante, pero mi amigo Eduardo, del Centro Depilaser de Vitoria, ya me lo advirtió hace unos meses: "Isidro, este año los bikinis serán de braguitas anchas, que por la consulta no viene nadie a hacerse las ingles. Las axilas forman parte del bricolaje de la depilación, como las piernas, y el botox, ni hablar. Con lo que arruga el sol, lo dejamos para el otoño".

Se corta por lo sano con tal de ahorrar unos euros, de manera que este verano en las playas estamos asistiendo a la contemplación de la crisis en vivo: pelillos a la mar. Solbes ha debido descubrir la crisis este verano en casa. O en la playa. Y la ha descubierto por los pelos.

Consultor de comunicación

isidro@cuberos.com

  • 1