miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Deportes

Cristiano Ronaldo lidera una selección por ajustar

Portugal encara su asalto a Sudáfrica con un frente de ataque poco resolutivo, a pesar de contar con Cristiano Ronaldo, y se felicita por el regreso de Pepe, pieza fundamental de la selección en la que actúa de medio defensivo.

el 09 jun 2010 / 10:26 h.

FICHA TÉCNICA

Entrenador: Carlos Queiroz (Brasil)

Capitán: Cristiano Ronaldo (25 años, Real Madrid)

Palmarés: Tercer clasificado en el Mundial de 1966.

Subcampeón de la Eurocopa en 2004

 

La escuadra dirigida por Carlos Queiroz, que ha participado en todos los mundiales y europeos desde el 2000, arrastra desde la fase de clasificación una alarmante falta de contundencia en los metros finales y dificultad para controlar los partidos.

La nómina de estrellas de los portugueses intimida -Ronaldo y Pepe (Real Madrid), Deco (Chelsea), Nani (Manchester United) y Simao (Atlético de Madrid), entre otros-, pero sus prestaciones en el rectángulo de juego no han respondido a las expectativas creadas.

Clasificados in extremis en la repesca ante la prometedora Bosnia, Portugal intentó ajustar sus piezas antes del campeonato en medio de una lluvia de críticas a su estilo de juego.

Sin embargo, el pálido triunfo ante China (2-0) el pasado marzo y el reciente empate sin goles ante Cabo Verde agrandaron las dudas en torno al conjunto, cuya imagen mejoró ligeramente el pasado martes con un claro triunfo contra Camerún (3-1).

Las numerosas ocasiones de gol falladas continúan como el principal dolor de cabeza de Queiroz, que tiene como uno de sus principales cometidos motivar a Ronaldo, capitán e indiscutible estrella del equipo.

Loa aficionados lusos depositan sus esperanzas en un posible renacimiento del nueve del Real Madrid -lleva quince meses sin marcar con la selección- y en la jerarquía de Pepe, cuya presencia en la selección es crucial.

El luso brasileño se ha recuperado en tiempo récord de una grave lesión en la rodilla y entrará en las cuentas del seleccionador, a pesar de que su ritmo competitivo está lejos de ser el deseado.

La incursión de Pepe entre los 23 elegidos ha significado la salida del defensa del Deportivo de La Coruña Zé Castro, llamado como recambio natural del jugador, que en el Real Madrid ocupa el puesto de central.

Entre las sorpresas de Portugal, destacan la consolidación de Fábio Coentrao (Benfica) como una opción de garantías en el lateral izquierdo y el notable estado de forma del extremo de los "red devils" Nani.

Tácticamente, Queiroz se ha movido entre el 4-3-3, su disposición favorita con dos extremos abiertos, y el 4-4-2, que se ha probado como una opción más sólida.

Su once tipo, que no difiere demasiado del utilizado en la repesca ante Bosnia, tiene a Eduardo (Sporting de Braga) como dueño de la portería, flanqueado por los laterales Paulo Ferreira (Chelsea) y, seguramente, Duda (Málaga).

El eje central es uno de los sectores más sólidos de la selección, ya que está formado por Ricardo Carvalho (Chelsea) y Bruno Alves (Oporto), un tándem que conjuga inteligencia táctica, contundencia, poderío aéreo y agilidad en el corte.

El medio del campo tiene como piedras angulares a Pepe, a quien sustituiría Pedro Mendes (Sporting) en caso de que el luso brasileño no esté en plena forma, Deco y Raúl Meireles (Oporto), quienes llegan a la selección tras realizar un curso muy discreto en sus respectivos clubes.

El luso brasileño Liedson da Silva (Sporting) será el ariete escogido por Queiroz para paliar la falta de puntería del equipo, mientras que Ronaldo y Nani atacarán por los costados.

Superar el listón de la selección lusa no será tarea fácil, después de que el brasileño Luis Felipe Scolari la llevase en el 2006 al cuarto puesto.

Portugal ha participado en cuatro mundiales -1966, 1986, 2002 y 2006- y su mejor marca fue en el de Inglaterra 1966, cuando acabó tercero de la mano del mítico Eusebio Da Silva Ferreira.

  • 1