Cultura

Críticas al Consistorio por el retrato del Thyssen

El colectivo conservacionista Grupo de Ciudadanos Independientes criticó hoy "la indolencia evidenciada" por el Ayuntamiento de Sevilla respecto a la gestión de la donación de parte de la colección de pinturas de la baronesa Thyssen.

el 15 sep 2009 / 10:19 h.

El colectivo conservacionista Grupo de Ciudadanos Independientes criticó hoy "la indolencia evidenciada" por el Ayuntamiento de Sevilla respecto a la gestión de la donación de parte de la colección de pinturas de la baronesa Thyssen, ya que, según esta asociación, "esta actitud" contrasta con "la diligencia mostrada por el Consistorio de Málaga, que recibió también el mismo ofrecimiento y tiene ya la obra del museo incluso en marcha".

En estos términos se expresó en declaraciones a Europa Press el presidente de este colectivo, Antonio Egea, quien propuso como posible destino del Museo Thyssen "el edificio histórico abandonado que se encuentra en la calle Zaragoza, donde hace unos años estaba ubicada una antigua escuela de artes y oficios".

De este modo, según explicó, "el Ayuntamiento no tendría que realizar ningún coste extra" para acoger la colección "porque instalaciones hay de sobra en la ciudad". Al respecto, Egea recordó que también podría alojarla el Pabellón Real, "que fue ofrecido" por el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida y primer teniente de la Alcaldía, Antonio Rodrigo Torrijos.

"Es una pena que Sevilla haga dejación de una cesión que tiene interés artístico, turístico y por lo tanto económico, sobre todo en esta época de crisis, que se está dejando notar en la ciudad", expuso Egea, quien reclamó a la delegada municipal de Cultura, Maribel Montaño, "las dos propuestas alternativas al Museo Thyssen" referidas por la edil.

Añadió que los ciudadanos quieren "las dos cosas, el Thyssen y las alternativas", porque Sevilla "lo necesita" para generar "empleo y riqueza", continuó el presidente del colectivo ciudadano, quien dijo que "hay que recuperar esa gestión cuanto antes, y si es preciso que llame el alcalde a la baronesa y ponga a disposición de la colección el Pabellón Real", reiteró.

Por otra parte, también se refirió a la Colección Carranza como "otro asunto en el aire" pese a que el Ayuntamiento, según señaló, "aceptó esa donación y se acometieron, de hecho, obras para el acondicionamiento de la zona del Alcázar en que quedaría alojada".

En este caso, según explicó, uno de los principales inconvenientes para que el Alcázar se convierta en escenario de esta colección es la oposición de su alcaide, Antonio Rodríguez Galindo, que esgrimió en su momento que, de utilizarse este edificio para tal fin, "ya no tendrían cabida las exposiciones temporales". Esta incompatibilidad de funciones, a juicio de Egea, se podría solucionar con la recuperación por parte del Ayuntamiento del pabellón de Estados Unidos de la Exposición Iberoamericana de 1929, "que ahora está cerrado y debe reabrirse".

En su opinión, si el Consistorio actuara y se planteara este tipo de iniciativas, se evitaría "la destrucción" del patrimonio de la ciudad, "al contrario de lo que ha ocurrido en los casos del Palenque y del pabellón de la Santa Sede", que son en este momento "dos solares pese a que el Ayuntamiento explicó que en esos terrenos se construiría algo".

  • 1